¿Miedo, a qué?



Antes, Ácratas era la excepción que avisaba de lo que venía y nos llamaban amarillistas. Ahora todos los medios, que antes mentían diciendo que no pasaba nada, abundan en la crisis, avisan de los grandes males que se nos avecinan. ¿Qué ha cambiado? Lo único que ha cambiado es el Gobierno. El anterior navegaba con exagerado optimismo de marino de agua dulce y éste avisa de tempestades imposibles de capear, mientras aprieta las tuercas y desmonta el estado del bienestar, tratando de asustarnos y desorientarnos, tal como preconiza la doctrina del shock.

La única respuesta posible ante la política adoptada por el gobierno de Rajoy, al dictado de sus economistas friedmanianos, es no tenerle ningún miedo. Sólo se teme aquello que no se comprende, dice MESS y tiene razón. Y a estos perros peperos los comprendemos perfectamente. Sabemos lo que están haciendo y que los recios muros de su represión económica tienen la dureza de un suflé. Vemos cómo se comportan y averiguamos en ello lo que más temen, pues en sus métodos para asustarnos subyacen sus propios miedos.

Entendemos que asumen como legítima —son sus puntuales ejecutores— la estrategia de la Sinarquía Financiera Internacional, parecida a la técnica utilizada para la extracción forzada del crudo: se inyecta aire creando una burbuja de alta presión en la bolsa del yacimiento y el crudo mana a través de un tubo sumergido. El aire es gratis, y lo que la SFI insufla en las burbujas financieras que maquina también lo es para ellos: dinero recién creado de la nada. Y lo que obtienen es lo que nos hemos ganado teñido por la sangre de quienes nos precedieron en la lucha de clases: bienes del común muebles e inmuebles, empresas públicas rentables, como los aeropuertos de Barajas o el Prat, privatización de servicios públicos, como la sanidad o la enseñanza o el saqueo de nuestras pensiones, todo muchísimo más valioso que el mero crudo.

Entendemos por qué la garrapata estatal ha dividido su política económica en dos: un ministerio para sacarnos la sangre (Hacienda, con el vampiro Montoro al frente) y otro para calmar a los acreedores internacionales de la SFI (Economía, con el experto en quiebras, de Guindos, al timón) y seguirse endeudando con ellos a todo tren. Sabemos que no pueden mantener la presión de su terror estatal de pacotilla por mucho tiempo. Nos reímos de ellos y esperamos. Sin aceptar nunca sus órdenes. Tenemos claro que su dinero y sus dioses son falsos. Aquí, a esta actitud, le llamamos una vez la estrategia del camaleón: Camuflarse en la trinchera, pero no abandonar jamás la lucha, pues sólo quien abandona pierde. Y salir de ella solamente para asestar golpes precisos.

La mejor manera de dinamitar las estructuras del poder autocrático es no creérselas nunca y jamás colaborar con ellas. Los españoles constituimos un pueblo singular. Muy experimentado en el arte de encajar y filtrar mentiras. No es fácil engañarnos, aunque finjamos que sí. El franquismo tiene buena parte del mérito, pues constituyó el más duro y angustioso shock que los españoles hemos recibido jamás. ¡Las cosas que más tememos ya nos han pasado en la vida!

No hay nada institucional o sagrado que al español no le produzca hilaridad en su íntimo fuero. No cree en ni dios ni patria ni justicia ni democracia, sabe que son conceptos hueros. El español solamente se siente responsable de una cosa: de sus hijos hasta que son lo bastante fuertes para valerse por sí mismos. Y no los engaña, sino que les muestra la realidad: que todo está muy jodido, pero no perdido. Y que hay que hacer las cosas que le dan a uno miedo para perdérselo para siempre: lo mismo entrarle decidido a una mujer guapa que enfrentarse a la Policía en una algarada defendiendo una causa justa.

Los españoles hemos demostrado a lo largo de la Historia que somos duros de cojones. Pero también sabemos esperar a que la fruta esté madura para alargar la mano. Y mientras nos resistimos a abandonar la sombra del árbol, esperamos pacientemente para asegurar la respuesta. Es la pasividad la que produce miedo, no la espera para el contraataque, que puede ser demoledor. ¡Aún tiemblan de pavor los descendientes de los soldados franceses de la Guerra de la Independencia de 1808!

Nada es definitivo en esta prevaricadora administración de la injusticia que impera en España. Los españoles desahuciados vuelven a entrar a sus viviendas, derribando la puerta de una patada pocas horas después de ser puestos en la calle. Puentean contadores, trabajan en negro, colaboran con sus vecinos. Y una vez fuera de los circuitos económicos, que son los únicos que le interesan a la Ley, se sienten libres de verdad, a veces por primera vez en su vida: sin deudas económicas ni morales. La experiencia de perder el miedo es única y maravillosa.

No hay que dejarse vencer. El que entra en pánico lo pierde todo. ¿Crisis? ¡Que la jodan a la crisis! Los acojonados, los que tienen algo que perder de verdad son los ricos, los terratenientes, los especuladores y sus testaferros, los políticos parásitos. Arriesgan sus cuellos y sus fortunas. Arriesgan su preeminencia y su prevalencia. Sus montañas de dinero falso no sirven en nuestro mundo. Y no vamos a regalarles nuestro sudor jamás, ni a engordarlos más que para la matanza, como a los cerdos.

El español piensa en las mentiras que le cuentan y anota quién se las cuenta, mientras come pan y tocino y, con la grasa que éste rezuma, afila el cuchillo contra una piedra.

"Tu tiempo llegará, noble filo".

FERNANDO TARRIDA DEL MÁRMOL (2012)

 



22 COMENTARIOS:

Severiano Bocanegra .

Tengo marrón en la justicia española
resistencia a la autoridad por quererse llevar mi coche por cojones.Multa y no cárcel 3 años por
mo antecedentes.Me siento orgulloso de insumisión social ane un gobierno de corrupción :jueces,ejecutivo y legislativo.
todos a la vez insumisión y como dice el artículo:

El español piensa en las mentiras que le cuentan y anota quién se las cuenta, mientras come pan y tocino y, con la grasa que éste rezuma, afila el cuchillo contra una piedra.

"Tu tiempo llegará, noble filo".

Salvador Seguí .

Coño, Severiano. Como yo, "resistencia activa a la autoridad", encima que me golpearon ellos.
Sòlo conozco dos clases de policías: los corruptos y los brutales. O sea, los listos y los tontos, pero siempre lo peor de cada familia, todos unos h....de p...!!!
Esta es mi opinión, no tiene nada que ver necesariamente con la de esta web.
¡Viva la Libertad!

Anónimo .

Jaja.
Si los españoles somos duros, los franceses deben ser la hostia.
Como arenga no está mal.

Luis Alba .

Aire fresco para los pulmones, ácratas en buena forma, podemos, podemos, nosotros sí que podemos.

moncho .

Los españoles que cita el artículo fueron, ya no son.

alcoyano sin moral .

Franco morirá en la cama.

Kico .

Vivo en una ciudad dormitorio de Barna de esas bien jodidas. Lo que dice Mármol lo veo cada día. Lo de Can Vía fue político, aquí se hace en silencio, pero se hace. Los funcionarios judiciales suspenden desahucios y cortes de suministro todos los días por cualquier causa, niños, ancianos, lo que sea. Y cuando no, eso: patada a la puerta y para dentro otra vez. Eso sí, cuando "la parte actora" es un banco. Luego nadie controla nada, lo que el banco quiere es la posesión legal. Lo que el abogado quiere es cobrar, lo que el cerrajero quiere es cobrar, lo que el secretario quiere es cobrar cada fin de mes. Los servicios sociales están saturados y la policía va y como nadie hace violencia, se larga tan tranquila a atender sus negocios y sus corrupciones. Luego los vecinos no denuncian que la familia ha vuelto a entrar y no pasa nada. Hay familias, sobre todo las mujeres solas con hijos, que las protege el vecindario, les deja comida, ropa. ¿No os lo podéis creer? Se llama acción y solidaridad, se llama sociedad civil y es así naturalmente. Por mí se pueden meter Europa por el culo los políticos. El euro por el culo, el estado por el culo.

El Juez de la Horca .

Curioso el artículo de Tarrida es del 2012, ¿parece actual? ¿Ha cambiado algo desde que asaltó el PP la Moncloa? Ha empeorado todo mucho, mucho, mucho. Y que nadie me diga que estoy defendiendo al PSOE, que le parto un piño. Los sociatas eran, son y serán unos aprovechados, ladrones, hijos de puta. Pero los peperos son genocidas natos: "Que se jodan los trabajadores", dijo la hija del convicto expresidente de la diputación de Castellón, Fabra. Echan a la calle a los pobres cn unas leyes a la medida de los banqueros y de los ricos, a vivir debajo de un puente. La gente se muere o se suicida y ellos tan contentos. Y se llaman católicos, hijos de puta. El PP es carne de horca. No merecen más que un cacho de cáñamo infinitamente reutilizable. Tras un juicio popular, eso sí. Por si hay alguno decente, que no lo creo.

Víctor .

No es miedo, es asco. Esto no es un país, sino una pocilga. Hay que abrirse.

c3po .

Viva España esto es jauja! Y encima con vacaciones.
Flipante muy flipante.
http://www.elcorreo.com/alava/araba/201407/25/perceptores-ayudas-podran-salir-20140724204641.html

c3po .

Los perceptores de ayudas podrán salir de Euskadi 30 días . El Correo

el blues .

Bueno el artículo no es de Tarrida, murió hace 150 años en Inglaterra, quizá la frase entrecomillada del final le corresponda y sea una cita, yo no lo sé, y el año entre paréntesis ya lo remata. ¿Quién firma el artículo?

Esto sí es de Tarrida:

“Por otra parte conviene no olvidar que hay entre nosotros individuos que se llaman anarquistas sin serlo, que únicamente se proponen cubrir con un hermoso manto la manifestación de pasiones egoístas u odiosas que nada tienen que ver con la emancipación y la libertad de la multitud; mientras que fuera de nuestro campo hay individuos que son verdaderos anarquistas sin darse cuenta de ello.”

(...) .

Hombre, Tarrida del Mármol es un seudónimo. Como lo es El Blues. Vamos, digo yo...

Anónimo .

A Acratas.net, gracias por estar ahí.
A los que comentan, por favor, un poco más de nivel y menos chateo.

Arturo

Pascacio .

Al Poder, ni el pan ni la sal. Nada.

¿Impuestos? A esconderlo todo del Estado chupóptero.

¿Ahorros? Bajo el colchón, nunca en un banco de ladrones, no les demos el poder de nuestro dinero.

¿Trabajar? Lo mínimo por cuenta ajena sin que se note. Y trabajar en B y también intercambiando servicios con otros. Yo te hago esto y tú me haces aquello o le haces aquello a fulano que me hará aquello otro a mí.

¿Votar? A ninguno de los partidos de la Transición (PP, PSOE, CiU, PNV, IU, ERC y sus afines, UPyD, Ciudadanos... Pero si hay algún partido que pueda joderlos, hay que votarlo sin esperar nada de ese partido: Bildu, Podemos... El voto es un arma más, una piedra, un proyectil, no un sentimiento, no es serio, no es uno responsable de lo que hagan luego. Y si es más útil y destructivo no votar, pues no se vota. Pero siempre con el único criterio de joder al poder.

¿Manifestarse? Por todo y con todos los que reclamen por las pérdidas de derechos, por los genocidios norteamericanos e israelíes, contra la OTAN, contra la banca...

PAR QUE TODO CAMBIE TENEMOS QUE CAMBIAR ANTES NOSOTROS Y NUESTRO ENTORNO INMEDIATO. Esa es nuestra responsabilidad.


Pascacio

unocomovosotros .

¡Ay! Fernando Tarrida Del Mármol:

Cuán acertado estás.

Pero, al menos en tu alocución, te olvidas de una cosa. Ese pueblo ya no “existe”.

Está exterminado.

Queda, ante el común, su memoria,
Y ante el no común el halito de que una vez fue y ahora no es.

Entiendo tu arenga y mensaje pero no nos hemos de olvidar que ante un pueblo exterminado, como el nuestro, el francés, el inglés, el alemán, el holandés, y muchos otros, producto de que en algún lugar en su historia “no se ponía el Sol”, ese poderío se paga. Lo paga la población. Siempre.

Y siempre en pos del interés (usura impuesta producto del absoluto dominio que tienen de la extracción y distribución de “SU” energía, así, entrecomillado)

Nos queda lo que dices: “Tu tiempo llegará, noble filo”.

Y llegará. Por sencilla y marmolea evolución.

Por eso arrecia, por eso arrecian. Se han metido en la pretensión hacia el dominio de energías (electrón, máquinas, comunicaciones) que no pueden controlar salvo si es bajo el absoluto dominio de éstas.

Y ahí estamos, bajo el cedazo del siglo XX en ello.

Pero nos tienen pánico.

Sus planes se van postergando porque no acaban de controlar sus variables hacia nosotros. No pueden si no es bajo el control absoluto. Y esa es su debilidad. Necesitan el control absoluto y en eso están. Y les falta poco.

Pero les es imposible. No pueden controlarnos en lo íntimo e individual. Pues es imposible.

A menos que procuren el exterminio absoluto, y en ello están.

Pero saben que sin nosotros ellos no sobreviven.

Tienen mucho trabajo, demasiado, por eso les han fallado, por ahora, sus planes genocidas globales, porque tienen miedo de quedarse sin nosotros, que somos los únicos que les damos sustento (por ahora)

Es muy sencillo, dejemos de trabajarles, de producirles y antes de que muramos nosotros morirán ellos y nosotros reverdeceremos.

Con el permiso de sus botones nucleares y otros botones.

Eso es miedo impuesto.

Un saludo.

Roque Guinart .

Miedo no sé. Desesperanza, mucha.
A que nada cambie.
A que la mayoría siga dormida.
A que muchos ignoren su conciencia (si la tienen).
A que los necios y los cínicos sigan imponiéndose.
A que vivir sea en vano.

juliano .

Saludos Uruguayos.

La única verdad es la realidad, y la realidad nos dice que los gobiernos y sus organismos buscan el control de los ciudadanos, se busca por la educación , la persuasión y hasta el miedo inculcar antivalores como son la sumisión, la apatía y la delegación de funciones , todo lo cual va alejando al ciudadano de la República y llevándolo sin remedio a la condición de subdito.
La religión actúa en forma parecida, busca la subyugación de la sociedad y del individuo a traves de mitos y de tabues, se busca moldear la conciencia, el espíritu critico y anular el criterio propio.
Todos estos elementos de control pretendídamente buscaban socializar al individuo para adaptarlo en la vida social, hoy, a estas alturas , todos esos mecanismos de control solo buscan el control económico, convertir al hombre en un elemento amorfo susceptible de explotyación y de utilización económica.
Es decir para ser hombres debemos recuperar el control de nuestras vidas, el contol económico de nuestro devenir y asumir nuestra autoeducación en verdaderos valores potenciadores y no en antivalores que inculcan apatía , sumisión y cobardía, cobardía rebautizada como sentido de la responsabilidad o autocontrol, para nada, cuando nos llaman palomos es que nos quieren desplumar o torcernos el pescuezo.
El sistema se basa en mentiras , en mentir, en desinformar, en sesgar o deformar la realidad, la mentira se convierte en verdad, lo ilusorio en realidad, asistimos a una falsificación continua de la realidad.
El arma principal del sistema es el arma de satán ...la mentira, la obscuridad, el arma revolucionaria por excelencia es la verdad declarada, la luz.
Se vienen tiempos de lucha, la poetisa Nicaraguense Gioconda Belli nos dice que la verdad y la libertad se protegen con la conciencia ….. armada de palabras y de fusiles.
Salud y felicidad

En España, Democracia es Cleptocracia .

Vaya, vaya, teníais razón con vuestros artículos de la cuatribarrada con chorizos y fondo de monedas de oro. Por fin, la evidencia. Los Pujol llevan 35 años robando a Cataluña. O sea, que eso de "Madrid ens roba" se convierte en "CiU ens roba encara més".
Muchos se preguntan por qué sucede esto ahora. Es consecuencia del desacuerdo entre Mas y Rajoy, que ha lanzado a la Justicia contra los independentistas. Ya lo intentaron los socialistas, con el ministro Barón. Pero entonces se envolvió en la cuatribarrada y escapó de la Justicia.
¡Qué vergüenza, si hubiera vergüenza!

EDIT .

Pues claro que teníamos razón. Las cifras reales de lo que los emboscados del Govern cobraban son:

- 5% por las adjudicaciones

- y entre el 10% y hasta el 20% por cobrar las facturas, cuando los empresarios se hartaban de esperar.

Lo cual significa que los presupuestos, las ofertas, se doblaban para tener en cuenta todo eso y aprovecharse de la corrupción galopante de CiU. Estaban todos en el ajo, exactamente lo mismo que los del PP lo están en el Gürtel.

Salud y acracia.

el blues .

No había caído en lo del pseudónimo, el mío completo es El Blues Fernández de Mendoza y García Lope de Colmenares.

Anónimo .

Totalmente identificado con tu exposición, actuó exactamente igual con un matiz, siempre voto contra los Villanos.

Artículos anteriores

Clásicos más leídos de todos los tiempos