Golpe de Estado en Cataluña
Lo sustantivo del Juicio del 1-O


Forcadell declara la República Catalana. A ver cómo elude ahora su participación en el golpe.

Esta publicación va a seguir el Juicio 1-O a los golpistas catalanes. Y vamos a señalar las cosas que son verdaderamente importantes, cosas que los periodistas soslayarán, férreamente dirigidos por los propietarios de los medios en los que trabajan(1).

Pero antes explicaremos que en Cataluña hubo ¡y sigue habiendo ahora mismo! lo que se denomina un "golpe de Estado blando, golpe suave, golpe encubierto o golpe no tradicional", al uso de un conjunto de técnicas conspirativas no frontales y principalmente no violentas (aunque es imposible que no se desmadren en diversas ocasiones, como el 1-O o en las manifestaciones y acciones violentas de los CDR), con el fin de desestabilizar un régimen y causar su caída, sin que parezca que ha sido consecuencia de la acción de otro poder. El concepto es del politólogo estadounidense Gene Sharp, autor del folleto "De la dictadura a la democracia" y que, según el politólogo y activista francés Thierry Meyssan, "fue encargado por la CIA para conducir la aplicación práctica de su investigación teórica en China" en 1989,​ y trabajó para Israel con el fin de "crear programas de entrenamiento para jóvenes activistas con el objetivo de organizar golpes". La técnica se basa en la manifestación pacífica, poniendo a las mujeres y los niños en primera fila frente a la policía antidisturbios. El principal inconveniente de la técnica de Sharp es que, en la práctica, un golpe de Estado blando puede transformarse en una guerra civil en cuanto una tercera parte interesada actúa disparando desde una azotea, por ejemplo, contra las dos partes en litigio, manifestantes y policías. Ejemplos hay muchos, el más reciente, el de Ucrania.

El golpe de Estado en Cataluña pretende el derribo del régimen español escriturado en la Constitución Española de 1978 atacándolo por su debilidad congénita histórica, la unidad territorial, e imponiendo las decisiones de un gobierno y parlamento autonómico a las del Estado.

El único error cometido por la "Banda de Pujol" (Pujol es el autor intelectual del golpe) es que no han seguido escrupulosamente los principios de Gene Sharp: España no es una dictadura (sino un régimen partitocrático corrupto al que todas las facciones parasitan) y los soberanistas catalanes no tienen mayoría social suficiente, apenas el 38,9% de los electores. El resto se mantienen o bien fieles al Régimen monarco-autonomista, o bien quieren otra cosa completamente diferente a pertenecer a un estado creado ex-novo en condiciones de inferioridad social manifiesta. Los soberanistas no han esperado a que su proyecto de ingeniería social en las escuelas diera sus frutos completamente porque las circunstancias legales de la familia Pujol eran y son críticas. Jordi Pujol debiera estar ya en la cárcel como sus dos hijos, Oriol y Jordi si la Justicia no fuese sorda, además de ciega.

Para colmo, se aplicó mal y extemporáneamente el artículo 155 de la Constitución. De hecho, debió aplicarse el 8 de septiembre de 2017 con suspensión ilimitada de la autonomía catalana y de las leyes de desconexión y referéndum, cese del Govern en pleno, cierre del Parlament, intervención de la televisión pública y corte de toda subvención a los medios catalanes y asociaciones civiles desde la Administración. Que es lo que hubiera hecho un gobierno seguro de su democracia, como el del Reino Unido (lo hizo en el Ulster varias veces, la última suspendiendo su autonomía 5 años).

Esa carencia de entereza se debió (y se repetirá) por la falta de fuerza moral de un partido corrupto hasta el tuétano, como el PP. Y del sentido de culpa que todos los partidos tienen para con el pueblo español por haber secuestrado sus derechos políticos desde la caída del régimen franquista.

COMENTARIOS:

11 de febrero de 2019: Ortega Smith mete la pata dirigiéndose a los medios a la entrada del Palacio de Justicia. Ortega debe ser el abogado de la acusación particular (que tanto mérito ha tenido hasta el momento, encarcelando a los golpistas) y dejarse de electoralismo barato. No es momento, bobo.

Arranca el juicio del 1-O. El presidente del Sala de lo Penal, el juez Manuel Marchena, marca las líneas generales para el comienzo de la vista.

Entra con pompa a las Salesas Reales, el edificio del Tribunal Supremo, el Molt Honorable Quim Torra acompañado de su consellera de Justiciat, que se ve que viene a enseñarles derecho a los jueces del Supremo, y por el presidente del Parlament el tal Torrent. Han intentado saludar directamente a todos los acusados, sonrisa en jeta. Pero Junqueras ni los ha mirado con su ojo bueno. Para Junqueras, Torra no es más que un monigote del traidor Puigdemont. Y Torrent un payaso que quiere seguir calentando su sillón. Y lo ha dejado claro, clarísimo.

Hackeo a la emisión en directo. La retransmisión de la vista oral por "streaming" a través del portal www.poderjudicial.es ha sufrido un hackeo de denegación de servicio por solicitudes excesivas organizadas desde Cataluña.

Los abogados defensores han montado su defensa en torno al respeto a los derechos fundamentales, el derecho a decidir y la autodeterminación de los pueblos. Como si Cataluña fuera la Guinea Ecuatorial de 1968.

La presunción de inocencia: es el "summum de los derechos", define la defensa de Junqueras. Genial. Cuando Junqueras es el summum del golpismo continuado. Fue quien propuso una Mesa de Partidos a nivel nacional para hablar con España y Cataluña en pie de igualdad. Y quien impidió que Puigdemont convocara elecciones en el último momento y reclamó la declaración de independencia unilateral el 27 de octubre de 2017.

Mientras juzgan a los miembros de su Govern y a otros líderes independentistas, Puigdemont está en la Berlinale, luciendo peluquín y dando un premio a un documental sobre el Procés. ¿Cómo puede ningún catalán respetar a semejante traidor a su causa y a su gente? Tarde o temprano, se despejará la incógnita.

En la sede de la Generalidad en Madrid, Quim Torra ha leído un comunicado en el que solicita la colaboración de los observadores internacionales y de las organizaciones en defensa de los Derechos Humanos ante lo que considera un "juicio farsa", y. exige que se ponga en libertad a los golpistas presos inmediatamente para "que puedan defenderse".

La CUP en el Parlament (Carles Riera) ha pedido este martes a la ciudadanía que vuelva a apostar por la misma desobediencia y la autodeterminación de octubre de 2017: "Lo hicimos, lo volveríamos a hacer y lo volveremos a hacer".

A la acusación particular le sobran las pruebas. Pero si quieren más, ahí las tienen.

La defensa se contradice sin rubor: por una parte denuncia que España no es una democracia y que, por lo tanto, el Tribunal no tiene legitimidad para juzgarlos. Pero luego declara que la Constitución Española los protege. Y matiza entre la rebelión y la sedición. Lo lógico, ante la primera declaración, es negarse a la defensa y que la opinión internacional los saque del atolladero. Pero nada, los abogados son así, juegan a todos los paños.

Nadie ha agradecido al Tribunal que haya eximido a los acusados de llevar manillas (ni folre), a pesar de ser catalanes aficionados a los castells humanos.

Fiscal: Lo que se juzga es un "plan minucioso, concertado, pluriconvergente, con separación absoluta de la legalidad vigente y creación por parte de la mesa del Parlament de una legalidad paralela absolutamente unilateral". No se criminalizan ideas ni se está juzgando a nadie por persecución ideológica, reitera.

Compara el respeto al procedimiento de Ibarretxe con las triquiñuelas de Puigdemont para no ir al Congreso a hablar de su Procés.

Interesante declaración de Andoni Ortuzar en relación con la convocatoria de elecciones generales, tras tumbar los PGE los CxC (Catalans pel Cop), muy en la línea de la "carambola a cinco bandas". El presidente del Eusko Buru Batzar cree que se puede gobernar sin aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE), pero considera que "todo aboca a un final más o menos abrupto de la legislatura" por el clima de "bronca política" que se vive en el Estado. Además, ha afirmado que "sería malo para la democracia que hubiera cinco urnas distintas" el 26 de mayo, y ha apostado por que las generales se convoquen para la fecha "más alejada posible".


ÁCRATAS


NOTA:  Para que este artículo no sea ilegible, las actualizaciones se harán en la sección de COMENTARIOS, con ese nick precisamente.

(1) Los tipejos como Jaume Roures Llop (nacido como Jaime Robles Lobo), autodefinido como de izquierdas y catalanista, golpista charnego agradecido, administrador único de Mediapro, propietario de un 12% de Imagina Media Audiovisual y propietario de Antena3, La Sexta (José Luis Rodríguez Zapatero se la regaló, sin concurso ninguno y cuando ya se había decidido no conceder más licencias de televisión) y del diario Público; y productor del documental 1-O sobre el referéndum de independencia convocado en Cataluña el 1 de octubre de 2017, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional. Un personaje que militó en la Liga Comunista Revolucionaria, con dos cojones. Detenido en 1983 por colaboración con la banda terrorista ETA, y acusado de colaborar en la constitución del comando Barcelona. Un comunista multimillonario más de los que han financiado el golpe en Cataluña, junto a Soros. La Guardia Civil lo situó en el "comité ejecutivo" del Procés. Así de claro. Pero a los multimillonarios no se les juzga en España, como no se juzgó a Polanco.Al contrario, el juez Gómez de Liaño perdió su carrera por intentarlo.



Artículos anteriores

Clásicos más leídos de todos los tiempos