Cataluña:
¡Y esto ha sido todo, amigos...!


Marta Pascal, independizando la cosa. Elsa Artadi, detrás. No se ve, pero lleva una navaja de Albacete en la mano lista para sacarle las pajarillas a Marta.

Lástima perderse a esta tía buena como Molt Honorable Presidenta


Hola, acratonazos. No sé si esto da para un artículo, pero voy a intentar contaros lo que me dice mi bola adivinatoria, que no es de cristal, sino de plástico chino, y está un poco sucia porque acabo de sacármela del culo.

Lo que va a pasar en Cataluña --AKA la colonia de Catalonia-- es lo que ya se rumorea. Que habrá una triple presidencia... Un presidente "en el exilio" (en realidad un prófugo de la justicia). Un President testaferro, que es el que será investido por el Parlament. ¿Quién? Luego haremos apuestas... y un presidente en la sombra que será el de siempre, Jordi Pujol i Soley, el líder verdadero de Junts pel 3%.

Jurará el testaferro la Constitución, pero, lo mismo que los rehenes jordis o Junqueras, será por imperativo legal --para dar un poco más el cante y disimular sus verdaderas intenciones.

Los catalanes de los lazos amarillos se pondrán tan contentos con su Govern de la República en el exilio, pero... Pero la realidad será más sorprendente que ver follar a un burro con condón:

Al cabo de pocos días, el testaferro dejará de hacerle puto caso a Puigdemont, porque será el verdadero President de la Generalitat, el constitucional. Puigdemont fingirá que no lo nota, se hará el tonto al principio. Luego dejará caer que el Govern va por libre. Después montará el pollo contra el Govern. Seguirá contra los catalanes en general, que no le defienden. Hasta que, al cabo de un tiempo, dejará de hablarse de Puigdemont, hartos todos ya de hacer el ridículo.

La Generalitat demasiado trabajo tendrá con hacerse perdonar por los corruptos peperos que ocupan el Gobierno de España sus veleidades independentistas, ésas en las que ha dilapidado Soraya todo su poder, se ha hundido el PP catalán y que le van a costar a Rajoy las próximas generales.

Los ex-independentistas harán cualquier cosa para recuperar lo que tenían, que era más de lo que merecían y de lo que se habían ganado. Ahí es donde Pujolone ejercerá su papel de presidente en la sombra, capo de la mafia catalana, tirando de los cientos de expedientes proporcionados por el CNI "pata negra" que mantuvo activo desde los tiempos de Aznar. Un Pujol muy cabreado con esquerrans y cuperos por haberse cargado en dos años todo su esfuerzo de 30: en adoctrinamiento, acogotamiento de charnegos sin alma y establecimiento de redes clientelares y mediáticas.

Pero a los golpistas les va a ser muy difícil, por no decir imposible, escapar de la justicia española. No bastará con echarse unas risas o inflar mediáticamente la nueva autonomía de Tabarnia(*). Porque, aunque el Gobierno quiera dejar pasar la bola, no lo van a permitir los españoles. Ni la judicatura, empujada, arrastrada por el escroto si falta hace, por los cabreados charnegazos: Se están reuniendo cientos de miles de euros para pagar abogados penalistas que enchironen hasta al último golpista, porque este finido semestre los españoles han pasado más angustias que Pinocho en un aserradero.Y se han tenido que olvidar de la economía, de los derechos sociales, de las colas del paro y del turrón navideño.

Puigdemont, bien aconsejado por Marcela Topor, no volverá a España nunca más. Adoptará la nacionalidad belga porque Bélgica es el único país de Europa donde no existe el delito de rebelión. En cualquier otro país, la euroorden de busca y captura contra él funcionaría como un rayo.

¿Y a quién van a postular como presidente testaferro? Pues el plan de Marta Rovira era que fuera ella misma, ¡qué lista se cree con sus trapicheos en Bruselas la muy tonta del culo, como si no la vieran venir a distancia hasta los tuertos, incluyendo al místico Oriol de Estremera! Pero va a ser que no, Marta, porque el PdeCAT ya sabe C por B lo que va a pasar. Así que van a imponer a alguna mujer del PdeCAT. ¿Por qué mujer? Porque los hombres son todos unos impresentables robaperas y porque es más posturero poner a una mujer, la primera presidenta, que hará olvidar un poco la judiada de que no gobierne el guayabo ganador de las elecciones, la bella Inés.

La indicada es la robusta Marta Pascal, segunda de Mas y preferida de Pujolone. Pero puede que no sea ella, sino la favorita de Puigdemont, Elsa Artadi, si es que se pone cabezón. El tonto de Puigdemont va a repetir el error de Mas. No se va a acordar de que él mismo traicionó al Astut, del que se suponía testaferro, en cuanto pudo.

Pero bueno, ¿qué más da quién sea el presidente testaferro de la Generalitat? Da igual, porque su tarea va a ser la misma: traicionar hasta los últimos vestigios del independentismo para calmar las aguas y hacerse perdonar por Felipe VI, que es el que manda en Cataluña --gracias a los Tercios. Un tipo que, igual que su ancestro Felipe V, tiene muy mala leche como demostró en octubre de 2017. Y que, gracias al regalo de Pablemos Iglesias, Juego de Tronos, sabe lo que hay que hacer con todos los traidores que hagan peligrar su corona. Y si no se acuerda él, se lo recordará la madre de sus hijas, la Cersei con el coño de acero corten que tiene a su lado.

Salud y República Constitucional.

MALDITO HIJO DE PERRA
(Republicano irredento)


(*) Cuyo presidente en el exilio, Albert Boadella, será investido el martes vía Skype.



Artículos anteriores

Clásicos más leídos de todos los tiempos