Coños



El secreto esencial de la vida (la vida se me antoja llena de jeroglíficos, a pesar de que es transparente y está ahí, delante de mí todo el tiempo, porque soy un soñador, y entiendo de eso y puedo guiar a otros soñadores a través del laberinto), es eyacular lo suficiente —concepto aleatorio, inestable, que va según cada ser humano, (¿suficiente para qué?, quizás me refiero a lo necesariamente imprescindible para que las ideas fluyan al cerebro limpias del deseo que genera la glándula recargada) —los órganos piensan por uno—, y no se impongan en él, y acabe uno por violar a la primera hembra con la que se cruza— y, en todo caso, hacerlo por lo menos una vez en cada rotación de la Tierra alrededor de su eje, dentro de, o cabe, un coño —de poco sirven las manualidades guiadas por la imaginación, pues la imaginación, una vez excitada, galopa por sí misma creando un mundo alternativo en el que pueden perderse las horas del día y la vida entera con ellas generando ideas absurdas que lastran de imposibles expectativas (deseos insatisfechos)  el ideal—, o en sus aledaños (también valen sus aledaños, por si no lo he dejado claro antes, con mi añadido "o cabe", que significa "cerca de").

Una cosa que siempre recomiendo: A los coños no debe llamárselos nunca vaginas, como hacen los guionistas de Hollywood. Ellos los llaman así porque la palabra vagina les parece culta, viene del latín —significa vaina (pod, dirían los anglos)— y ellos, los guionistas, vienen del gueto donde se habla yiddish, y allí le llaman shmundie a la vagina. Pero nosotros, que somos hijos del latín, sabemos que es una palabra tan fea, que no debe ser utilizada jamás en presencia de una mujer (a menos que sea uno médico ginecólogo y la use para impersonalizar y transformar un “a ti, lo que es que te pica el chocho” en “tiene usted una prurito vaginal”), o se corre el riesgo de perpetrar una impotentia coeundi. Ningún hombre sano es capaz de introducir su polla en una vagina, como no la metería dentro de un calamar vivo.

No sé qué es lo que tiene un coño (los coños lo saben, pero no nos comunican sus secretos —los coños apenas hablan por señas o por olores, que son como las señales de humo de los indios americanos—, porque saben que todo aquello que es excesivamente interpretado y esclarecido pierde su magia; y ellos son brujos, y provocan erecciones a distancia, o sea, verdaderos milagros cada día, no como el sobrevalorado “Lázaro, levántate y anda” de Jesús de Nazaret, que lo hizo una sola vez y saltó a la fama), o qué no tiene (y eso nos lo dicen aún menos), pero es la solución definitiva para apaciguar las inquietudes físicas e intelectuales de un hombre: no existe filósofo bien follado. Ni criminal de guerra: tras la batalla, los vencedores violan urgentemente a todas las mujeres de los vencidos y luego, más sosegados, les perdonan la vida a casi todos, incluso (claro que hablo de otros tiempos, ahora se mata con bombas o con aviones de juguete, a distancia, mientras los militares se la pelan unos a otros, los que pueden y tienen algo que pelar. Los otros, se la frican). Ni ratero se puede ser siquiera, bien follado.

La próxima vez que tengáis un coño cerca, observadlo con atención y notaréis su enorme parecido con una imagen icónica de la Santísima Virgen María. Para mejor hacerme entender, os aporto la fotografía (no muy buena, la he tomado con un teléfono de 1998) de la imagen que tengo colgada en mi despacho, junto a mis títulos universitarios que son muchos, la mayoría de ellos, falsos. Observad el parecido, que no puede ser casual, porque no puede haber casualidades así. La segunda cosa que debéis observar es que la Virgen siempre se aparece en grutas, cuevas y espeluncas, que son metáforas del Gran Coño de la Tierra todas ellas. Por supuesto, es lo que estáis pensando: que la Virgen María es una representación metafórica de la diosa Gea: siempre fértil, siempre virgen, que lo mismo pare a Dios que al hombre. Y dejo constancia de que digo todo esto no para degradar al cristianismo, la segunda religión más importante del planeta, después del judaísmo por pujanza económica conjunta, no por número de creyentes, sino para enaltecer el valor de un coño. De cualquier coño. Toda mujer tiene un coño y ha sido virgen y casi todas, al final, paren algunos diosecillos.

En la presencia, la actitud y el rostro de un hombre se evidencia si tiene o carece de uso y disfrute de coño, nunca fallo en eso: “Todos estos de aquí no tienen” o “éste es feliz, tiene dos” o “éste es demasiado feliz y tiene purgaciones”. Pero a veces: “Ése debe un coño” o “aquél debe dos, está en ruina”. Porque no hay nada menos conveniente que disponer de un coño a la fía, a pagar en cuotas —si un coño está allí esperando alguna compensación por su sacrificio, más vale pagarle al finir la coyunda, al contado, pues sale más barato—, excepto no disponer de ninguno. En realidad no hay diferencia entre un coño prestado y uno tuyo. Porque ambos son prestados, y lo único que cambia es tu actitud ante ellos. ¿Te sientes en deuda? Es que le debes algo. ¿Te sientes a la par? Es que no debes nada. Pues todo en la vida es subjetivo, excepto la muerte. Por eso la muerte la certifica un médico, que es un científico, en vez de un cómico o un psicólogo, que somos artistas.

Los psicólogos sabemos bastante de coños o, por lo menos, de las incomodidades mentales que generan los coños y su mal uso. Bien. Ya lo he dicho: soy psicólogo de mamíferos homínidos. Y tengo un vaginigrado por la Universidad Pontificia de Medicinas Alternativas y Placebos Terapéuticos.

Ya os contaré más otro día. Y os vais a enterar.

EMILIO COMPOSTIZO



¡Machistas!

Y Fina, respondió:

"La irreverencia religiosa y el mal gusto son propiedades de esta web. Sois odiosos."

Fina tiene razón. Y yo voy a tratar de explicar en qué y por qué tiene razón. Y si no sois unos brutos, me entenderéis.

Yo, como todas las mujeres, me he mirado "el coño" con un espejo algunas veces. Y nunca lo he visto "bonito". El pene sí. El pene es (puede ser) bonito o feo, y grande o pequeño, y circunciso o incircunciso, y moreno o blanco. Pero no así la vulva, que es el nombre verdadero del "coño".

El "coño" es un emboscado pliegue de la piel, nada más. Por si fuera poco, sangra frecuentemente y duele (en el interior, en los ovarios), una vez al mes. Entonces, también huele mal. Luego, recupera "su atractivo" durante tres semanas, y su atractivo es no molestar ni cantar.

Podría deciros muchas más cosas: sobre cómo lo vestimos para que casi no exista y lo ocultamos para no se marque, sobre sus enfermedades siempre indeclarables, sobre cómo queda tras parir o sobre cómo lo adornan entonces las hemorro¡des. Pero da igual. Ya me habéis entendido. Las mujeres no nos sentimos especialmente bellas "por tener un coño".

Sin embargo, existe media raza humana que babea por nuestros "bellos coños". Sí, literalmente, pierde el sentido común por ellos y lo pierde en plural: todos y con todos.

Ante semejante falta de realismo, tanto por una parte como por la otra, la mujer decidió desde tiempos ancestrales adornar "su coño" con mitos. E inventamos los "coños de perdición", los "dulcísimos coños de las vírgenes" o hasta los "coños castradores". Pero el verdadero invento artístico ha sido y es que sea el coño el culmen de la belleza que lo rodea. Y ahi sí: tenemos pechos como tazones de leche y miel, caderas mareantes, vientres lisos o ligeramente abombados, nalgas respingonas, muslos de marfil, piernas largas, rectas y con forma perfecta, pies bellos y sin olores desactivantes, axilas depiladas y deliciosas, cuellos largos, ni un solo pelo en la cara y cabelleras cuidadas que son el oro del Rin o la caoba de los bosques africanos.

Y todo ese esfuerzo, porque es un esfuerzo el vestirse y cuidar la imagen, un esfuerzo al que los hombres solo respondéis bebiendo cerveza y "siendo naturales", un esfuerzo solo para que "el coño" figure y pueda llegar a ser el premio, el colofón, del magnífico acto de tomar posesión de tanta belleza. Ante todo eso, el hombre está indefenso. A veces lo manifiesta asesinando a la mujer que no puede seguir teniendo, desesperado el bruto matarife. Y otras veces, la mayoría, lo manifiesta mediante el machismo, que no es otra cosa que la protesta ante la Naturaleza por ser tan sucio, tan poco sofisticado, pero, al mismo tiempo, tan capaz de ver la belleza y de desear poseerla.

Y ahora llego a esta web.

Aquí hay mucha misoginia nada disimulada (el mal gusto que denuncia Fina). Aquí hay mucho divorciado, rejuntado o hacedor de solitarios, mucho consumidor de pornografía, que no hace más que mitificar la belleza femenina considerándola un mal pernicioso. Y también hay alguna gente que entiende perfectamente lo que es la mujer: un peligro y un remanso, una maldición y una bendición a un tiempo, por eso es atractiva para el hombre de verdad, porque al hombre de verdad no le gusta el llano ilimitado, sino que gusta de escalar cumbres.

Y aquí hay mucho ataque a la religión como si fuera una aliada de la mujer. Y eso no es verdad. La religión, y me refiero a todas, solo ha apoyado el papel maternal de la hembra y ningún otro papel ni erótico ni civil ni religioso. Así, son malas la Magdalena, Jezabel, Sara... Y buena, buena, apenas una: la Virgen María que es el símbolo del milagro: que la mujer no necesite vender ninguna mercancía a un macho penoso y maloliente para gozar de la maternidad. Y para eso ha tenido que preñarla el propio Dios.

Espero que no os enfadéis mucho conmigo.

MATER ET MAGISTRA



NOTA DEL EDITOR:
No sólo no nos enfadamos, sino que te publicamos la respuesta como si fuera una parte del artículo. Gracias, Mater.


 

29 COMENTARIOS:

Un extremista de izquierdas. No violento, conste. .


Emilio, eres un loco lúcido. Las religiones son una locura, una neurosis colectiva. Pero demasiada gente vive de ellas demasiado bien.

Las religiones son la alternativa indigna a los nacionalismos. Es decir, que unen en la alucinación, no en la igualdad por razones de etnia o destino común. Hay una excepción a eso, claro: El judaísmo, que es una religión etnicista, según los propios interesados declaran.

Hitler, que sabia todo esto, creó una verdadera religión con el nazismo, y sus grandes mítines fueron misas negras, iluminaciones colectivas.

El pueblo alemán estuvo a punto de conseguir erradicar el resto de las religiones de Europa. Pero, como no lo consiguió, con el pueblo alemán se hizo lo que correspondía: el exterminio sacrifical de los creyentes en el dios vencido en el ara del dios ganador, Jehová, que es el dios de judíos, cristianos y musulmanes. Eso fue Nuremberg. Mientras, en el otro hemisferio, el sacrificio se ofrecía en forma de genocidio masivo en Hiroshima y Nagasaki. De esto útimo, aún se sienten muy orgullosos todos los norteamericanos. Es decir, de sin ningún riesgo, montar dos artefactos creados por una élite de la inteligencia hebrea y arrojarlos sobre medio millón de ciudadanos indefensos. No se conformaron con lanzar una sola bomba sobre un terreno deshabitado y filmar una película para que la viera el emperador del Japón y se rindiera incondicionalmente, sino que sacrificaron más inocentes de un par de zarpazos de lo que se había hecho nunca. Sobre Alemania se había hecho lo mismo, pero con millones de bombas.

El pueblo alemán, como digo, estuvo a punto de conseguir erradicar el resto de las religiones de Europa. Y eso no se le perdonará nuca.

Gracias por el artículo, en todo caso.

Salud y acracia.

Y sigo... .


El proyecto Manhattan agrupó a una gran cantidad de eminencias científicas como Robert Oppenheimer, Niels Böhr, Enrico Fermi, Ernest Lawrence, etc. Dado que, tras los experimentos en Alemania previos a la guerra, se sabía que la fisión del átomo era posible y que los nazis estaban ya trabajando en su propio programa nuclear, se reunieron varias mentes brillantes. Exiliados judíos muchos de ellos, hicieron causa común de la lucha contra el fascismo aportando su grano de arena a la causa: conseguir la bomba antes que los alemanes.

(de Wikipedia, no de mi cosecha)

Que los alemanes estuvieran tras la bomba atómica es indemostrable. Hitler no creía en la fisión del átomo, porque sus "científicos", como el loco de Horbiger, la negaban.

Más tarde, Einstein, judío como todos saben, se arrepintió de lo que había hecho. Lo lógico hubiera sido que todos los japoneses inocentes muertos por sus bombas hubieran vuelto a la vida, pero eso no sucedió porque el dios de los judíos, que el mismo dios de los cristianos y de los musulmanes, es un dios falso.

Salud y acracia.

Fina .


La irreverencia religiosa y el mal gusto son propiedades de esta web.
Sois odiosos.

Mr. Thankyou .

Tienes razón, Fina. A cambio, el análisis político y económico son de una profundidad y rigor implacables. No se puede tener todo.

Anónimo .

Fina, la irreberencia y el mal gusto son rollos subjetivos de cada cual. Allá tú y tus rollos. No vengas a explicarnos como debemos hablar o expresarnos, que no somos ni tu familia ni tus hijos. Tu sentido e instinto lunar y femenino de útero, cueva, camada homogénea te lo aplicas a los tuyos. hasta los cojones (Sí, es que soy hombre, sabes?) estoy de tanto efluvio vaginal en la sociedad, que ya necesitamos hablar con circunloquios y eufemismos para no llamar a un coño, coño, a un culo, culo, a follar, follar, y a cagarnos en la puta que parió a alguien, lo idem.

No vengas a confundirnos con esos términos telúricos, Fina. Cuando un hombre habla sin complejos, crudo y viril, habla así, crudo y sin complejos, y un coño será un coño, y olerá a coño, y querremos follarnoslo, te guste que lo llamemos coño, o vagina, y que lo llamemos follar o lo llamemos "Tener un affair" o "tener relaciones" o "tener algo con" o "acostarnos juntos" o cualquier frase chorra femenizante que prefieras oir antes que lo que es: FOLLAR.

Kokrotoak. Y al pan pan, al vino vino, y al coño, coño.

cacatúa .

Bonapartista: Coincido contigo: “Si se acaban los esclavos, se acaban las ganancias.”
(Más gente=más demanda de trabajo=sueldos más bajos=mayores beneficios.)
Con tu consejo me lo has puesto a huevo: “Que las mujeres no cercenen vuestra libertad con un retoño.”… por vuestro amor-pasión por un coño.
Salut i força al canut (pero… ¡cuidadín con el canut!)

moncho .

Las mujeres cuando aman a un hobre lo elevan, lo hacen mejory ,luego,cuando dejan de amarle (y eso ocurre siempre)le desprecian y le humillan.

unocomovosotros .

"Chapeau por los contertulios últimos"

Sigamos así y carguémonos a la intervención de la mujer en este foro. Pues a la que asoma una vamos a destajo contra ella. Sembremos y recojamos.

¿Por qué digo esto? Pues porque ha bastado una intervención de una de ellas para abalanzarnos sobre la misma para despedazarla, con razón o sin razón.

Es evidente que el "colectivo" mujeres tiene muchas, muchisimas asignaturas pendientes al igual que nosotros. No me vale, en cuanto a ellas, que solo protesten ante determinado lenguaje o tratamiento de género. Son mucho más y ellas parecen no saberlo o ya les está bien (al menos por su precaria intervención en este foro) En definitiva, sumisión y "protesto". Será que "no les valemos la pena" o al menos es mi percepción.

Y no me vale, como excusa, el que, aquí "seamos mu brutos". Las decimos claras, acertadamente o desacertadamente. Y no por ello estamos certeros o errados.

La mujer, como tal, tiene un problema más que social.

Al igual que nosotros, los hombres, son, en cuanto a su liberación, un subproducto carente del libre pensar, pues este último les ha sido impuesto y, como nosotros, han caido en ello. Los movimientos feministas y Gays de estado dan muestra de ello. La mayor parte de ellas, y nosotros, han caido en esa trampa que las hace ser pasivas en extremo con un único fin, por lo general: la igualdad con el hombre.

Felicidades, habeis (han) conseguido esa igualdad, ser sumisas con el poder establecido, estar atadas, al igual que el hombre, sujetas al estrés, dispuestas a los mismos infartos, humo, abandono del hogar, como el hombre, para producir el doble, entre los dos, a cambio de la desestructuración familiar y de llegar a fín de mes con una mano delante y otra detrás y como siempre.

Esto no es historia, pues la historia demuestra que siempre formasteis un colectivo implícitamente activo y condicionante hacia los sucesos que acaecían. Ahora lo dudo.

Os utilizan para mostrar, mediáticamente, lo peor de vosotras mismas, Cospedales, Santamarias, Aguirres, la ignífuga Rahola siempre cambiante, portavoces socialistas y recientemente adscritas...

Lo teneis mal, pues seguís siendo relativamente sumisas, y ésta (crisis) no perdona, es demasiado gorda y, o vamos todos/as, o a la puta mierda. Aunque, tal es mi impresión por vuestra participación, qué más os da ¿no?

Si no sois capaces de, al igual que alguna contertulia, enmendar la plana de machismos trasnochados, ¿de qué vais a servir y de qué nos vais a servir a los demás?

Y conste que una cosa es el servir y otra el servilismo, aunque muchas de vosotras no os hayais dado cuenta de ello y, quizás por ello, le tengais miedo al macho de costumbre que siempre tendrá, y demostraos lo contrario, la razón y la fuerza hasta que sencillamente digais basta. "Cambiemos el mundo como lo cambian ellos, pues solos no pueden, brutos ellos."

Solo vosotras podeis decidir, y si meteis baza en el asunto, algo habrá que contar en el futuro, y si no es así nada a contar.

Un saludo lascivo y lícito.

Mater et Magistra .


Fina tiene razón. Y yo voy a tratar de explicar en qué y por qué tiene razón. Y si no sois unos brutos, me entenderéis.
Yo, como todas las mujeres, me he mirado "el coño" con un espejo algunas veces. Y nunca lo he visto "bonito". El pene sí. El pene es (puede ser) bonito o feo, y grande o pequeño, y circunciso o incircunciso, y moreno o blanco. Pero no así la vulva, que es el nombre verdadero del "coño".
El "coño" es un emboscado pliegue de la piel, nada más. Por si fuera poco, sangra frecuentemente y duele (en el interior, en los ovarios), una vez al mes. Entonces, también huele mal. Luego, recupera "su atractivo" durante tres semanas, y su atractivo es no molestar ni cantar.
Podría deciros muchas más cosas: sobre cómo lo vestimos para que casi no exista y lo ocultamos para no se marque, sobre sus enfermedades siempre indeclarables, sobre cómo queda tras parir o sobre cómo lo adornan entonces las hemorro¡des. Pero da igual. Ya me habéis entendido. Las mujeres no nos sentimos especialmente bellas "por tener un coño".
Sin embargo, existe media raza humana que babea por nuestros "bellos coños". Sí, literalmente, pierde el sentido común por ellos y lo pierde en plural: todos y con todos.
Ante semejante falta de realismo, tanto por una parte como por la otra, la mujer decidió desde tiempos ancestrales adornar "su coño" con mitos. E inventamos los "coños de perdición", los "dulcísimos coños de las vírgenes" o hasta los "coños castradores". Pero el verdadero invento artístico ha sido y es que sea el coño el culmen de la belleza que lo rodea. Y ahi sí: tenemos pechos como tazones de leche y miel, caderas mareantes, vientres lisos o ligeramente abombados, nalgas respingonas, muslos de marfil, piernas largas, rectas y con forma perfecta, pies bellos y sin olores desactivantes, axilas depiladas y deliciosas, cuellos largos, ni un solo pelo en la cara y cabelleras cuidadas que son el oro del Rin o la caoba de los bosques africanos.
Y todo ese esfuerzo, porque es un esfuerzo el vestirse y cuidar la imagen, un esfuerzo al que los hombres solo respondéis bebiendo cerveza y "siendo naturales", un esfuerzo solo para que "el coño" figure y pueda llegar a ser el premio, el colofón, del magnífico acto de tomar posesión de tanta belleza. Ante todo eso, el hombre está indefenso. A veces lo manifiesta asesinando a la mujer que no puede seguir teniendo, desesperado el bruto matarife. Y otras veces, la mayoría, lo manifiesta mediante el machismo, que no es otra cosa que la protesta ante la Naturaleza por ser tan sucio, tan poco sofisticado, pero, al mismo tiempo, tan capaz de ver la belleza y de desear poseerla.
Y ahora llego a esta web.
Aquí hay mucha misoginia nada disimulada (el mal gusto que denuncia Fina). Aquí hay mucho divorciado, rejuntado o hacedor de solitarios, mucho consumidor de pornografía, que no hace más que mitificar la belleza femenina considerándola un mal pernicioso. Y también hay alguna gente que entiende perfectamente lo que es la mujer: un peligro y un remanso, una maldición y una bendición a un tiempo, por eso es atractiva para el hombre de verdad, porque al hombre de verdad no le gusta el llano ilimitado, sino que gusta de escalar cumbres.
Y aquí hay mucho ataque a la religión como si fuera una aliada de la mujer. Y eso no es verdad. La religión, y me refiero a todas, solo ha apoyado el papel maternal de la hembra y ningún otro papel ni erótico ni civil ni religioso. Así, son malas la Magdalena, Jezabel, Sara... Y buena, buena, apenas una: la Virgen María que es el símbolo del milagro: que la mujer no necesite vender ninguna mercancía a un macho penoso y maloliente para gozar de la maternidad. Y para eso ha tenido que preñarla el propio Dios.
Espero que no os enfadéis mucho conmigo.

unocomovosotros .

Viene a decir el Tantra, o la realidad, que es lo mismo:

La mujer prende la llama (que no al contrario); entonces, la llama (el hombre) prende a la mujer, que sube a sus valles y cumbres plena de éxtasis, haciendo ella que él, el hombre, y ella, la mujer, viajen durante la noche entre multitud de orgasmos (sin eyaculación); y al compás de un buen vino (tinto), mimos, miradas, caricias y glande quietecito dentro de esa vulva (y sin molestar, ¿eh?) alcanzar, los dos, Maithuna, el Hieros Gamos, vamos, circuncisos o no, Arios o no (que lo saben, practican y anhelan), nosotros y ellos.

Pues si lo alcanzas y lo vives...¿qué necesidad tienes de putear al otro?

Y a través de ese viaje sin edulcorantes y otras anfetaminas hacer realidad en un instante el eterno ideal que todos, sin escepción, unos y otros, perseguimos, anhelamos, y queremos vivir. Santo Grial, Reino de los Cielos, Sosiego, vamos, y sin parafernalias.

Por eso el sexo y el senso han sido, en la historia, lo más perseguido y exterminado. Lo que dió lugar a la eterna caza de brujas hacia la mujer y el contínuo envío del hombre sutíl hacia las guerras.

Pues donde hay patrón no manda marinerito, y si no huele a bacalao se mantiene quieto el pito.

Y ahí Rothschild y sucedáneos desaparecen por arte del éxtasis, circunciso o no, pero libre de chorradas y lleno, al mismo tiempo, de prójimo y servicio.

¿O no?

Unas cervezas y uno, je, je...



Fina .


Mater et Magistra: Gracias.

AG .

http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2014/01/28/a-tomar-por-culo/

AG .

http://blogs.publico.es/arturo-gonzalez/2014/01/28/a-tomar-por-culo/

Hansel (Gretel se ha ido a hacer la calle, a ver si comemos) .

AG tiene razón. Pero la alternativa socialista es tan mala como la popular. AG es un ejemplo de eso, un socialista acrítico con los suyos.

"A tomar por culo los periodistas". Por supuesto, de Guindos. Estos periodistas son como ojetes serviciales. Y si ves Intereconomía o la 13 compruebas que la otra parte también es para mandarla a tomar por culo.

Por eso existen blogs como este.

Martita .

Por lo menos sois honestos, gracias por publicar el pensamiento alternativo.

Anónimo .

Ayuda militar de EEUU a Israel en 2014: 3.600 millones de dólare$. La oficial. Faltan las donaciones de los judíos de la "diáspora" (otra falsedad) y las indemnizaciones que obligan a pagar a Alemania y otros países de Europa por el "Holocausto".

Israel es el estado más ineficiente del mundo, un dispendio organizado para el genocidio de los verdaderos semitas, que son los palestinos, por parte de los judíos jázaros, que son caucásicos.

Nuevo crimen al estilo de la Sudáfrica de los 80.

cacatúa .

AHORA SÍ: ME DECLARO ANTIFÉMINAS Y MISÓGINO PARA EL RESTO DE MI VIDA.
Gracias, Fina/Mater: Has logrado lo que, posiblemente, ni la castración química – o física- hubiese logrado: que sienta aversión por las mujeres, por los coños. (Mi obsesión hasta el día de hoy.)
No te puedes imaginar el impacto/shock que -una persona supersensible, como yo- he sufrido al leer tu escrito.
Y eso es lo que te quiero agradecer: Gracias a tus palabras, no volveré a pensar en un coño en mi puta vida; palabrita del Niño Jesús.
Ahora, ya por fin libre de las mujeres, a componer fugas: y a comerme a Bach.
GRACIAS, MATER/FINA. Tremendo favor.
Salut (ya no hace falta fuerza en el “canut”).

Anónimo .

Mater et magistra, chapó por tu declaración.
Afortunadamente, la naturaleza no necesita lógica para actuar. Todo lo que hace es porque funciona. Y la atracción entre sexos funciona y la prueba es que estamos aquí todos nosotros. Y que los hijos de las cacatúas no existen. Por tanto, las cacatúas no se reproducirán y, dentro de 50 años, su manera de pensar y comerse a Bach habrán desaparecido de la faz de la tierra, aunque Bach no desaparecerá nunca. Espero que no.

Manolo, guardia urbano.

Anónimo .

"¿Por lo menos sois honestos?"

Son muchas más cosas, además de honestos: revolucionarios, realistas, inteligentes y dotados del gen de la anticipación.

Salud y anarquía. I una dona cada dia.

Anónimo .
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Hezpaña .

http://www.puntodebreak.com/2013/09/25/koellerer-es-imposible-que-nadal-no-este-dopado

S.B .
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo .
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
unocomovosotros .

Está claro ¿no?

Los últimos comentarios hacia la mujer reflejan la reacción de la Apaña negra más recalcitrante, o peor aún trolls al uso destructores de una parte imprescindible en este entorno ácrata. Porque és ácrata ¿no?

A la vista de los últimos lo pongo en duda y bien debiera (en mi opinión) poner cartas en el asunto EDIT. Si no más, aunque fuera para garantizar que la mujer pueda participar en condiciones dignas en este foro.

Teneis miedo los aludidos, mucho miedo, y como tal se expresa el sentimiento de la ira, el odio, el desprecio y la vejación. Os és imprescindible esa vejación que en nada se diferencia de la "santa inquisición" que vosotros mismos hubierais promulgado en su tiempo y, ahora, promulgais.

Pensais que la inclusión de la mujer en este foro os es perniciosa pues os deja en esas bragas que tanto temeis. Os pone en vuestro sitio negro pues os interesa por inconfesables motivos que éste (foro) no aglutine también la voz femenina, con hijos y sin ellos, eso os da pavor, con femineidad o sin ella, y también os da pavor (el polvo al polvo ¿no?)

Es mi opinión que, sin la inclusión de ese lado femenino (que no feminista o gay de estado, ¿eh?) seguiremos estando cojos, pues eso es lo que os interesa y a lo que servís, aún sin saberlo, o lo que es peor, sabiéndolo.

Porque creo que vale la pena y és imprescindible reflejarlo, me pronuncio al respecto, pues sin ellas ni sois nada (sobre todo vosotros) ni los demás (las demás) tampoco si no se pronuncian y otorgan por medio de la callada por respuesta, la razón a tan oscuro sentimiento. O ¿és resentimiento?.

Sea como fuere, si no hay respuesta de los aludidos/as ante esta verdadera afrenta doy por finiquitada mi participación en este foro, pues, dentro de lo personal, no admito este lenguaje y desprecio hacia mi compañera y las vuestras, que lo son, mal que os pese a algunos.

Luchamos contra Rothschild, contra la corrupción imperante y repetitiva, contra diferentes avatares, contra creencias impuestas, contra todo en definitiva.

Pero si no queremos o no somos capaces de poner orden, concierto y mínimo respeto hacia quien es carne de nuestra carne, y de nuestros hijos y sensualidad, es que somos otra cosa, cualquiera, menos aprendices o representantes de la Acracia.

¿O es que al final por la boca muere el pez?

Un saludo y a ver.

Anónimo .

Esos últimos comentarios a los que aludes me parece que solo buscan provocar y perjudicar a este foro. Yo por mi parte no concibo ideario político, movimiento popular o revolución que pueda traernos verdaderos beneficios y que contemple discriminaciones por sexo. Para mí esos son rollos personales de cada uno, o como digo, ganas de montar jarana.
Vayí.

Anónimo .

Mi reacción ante fin es la misma que ente Mater et Magistra. Me toca los cojones que venga alguien a etiquetar al hombre desde un punto de vista femenino poniendo como peyorativo aquello que no es inherente normalmente a su sexo.

Así, hablar claro y raso, lo llaman ser un bruto. Ser duro como el acero es ser un insensible, y así hasta el infinito con toda cualidad viril. Una vez caricaturizado el hombre en esos atributos, eso sí, a hacer agua de limón con el más malote, y el más alfa de todos ellos.


Va a ser que no cuela. Actuar de esa lisa es tan perverso como llamar cobarde a la mujer por no ser tan dada a las peleas como los hombres, o llamarla llorica porque siente más subjetivamente que los hombres. Estais en lo mismo. Es perverso e inverso. Ya nadie acepta al otro sexo, y tratamos de caricaturizar por lo que son o somos persiguiendo una especie de ser asexuado o bisexuado o multisexuado que, encima, no existe ni existirá.


Respecto a lo de la belleza femenina. Te digo que nov eo cosa más fea que una polla, mientras que los coños son maravillosos. Los hay que hueles fuerte, suave. Los hay grandes, pequeños, coronados con grandes clitoris, o pequeños, que salen que se esconden, con apenas labios menores, otros con muchos. Son una maravilla meterse allí debajo, saboreandolos y haciendolos gozar como solo vosotras lo haceis (Sí, eso de tener un orgasmo como es debido sin montar un escandalo es cosa más de hombres). No entiendo como podeis decir que el coño es feo, joder. Es precioso, omplejo, cada cual particular y con más trampas y sorpresas que hasta muchas de sus propietarias ni siquiera conocen. Y si entramos ya en las mil formas que tiene cada mujer de tener orgasmos, todos diferentes, todos sublimes, ya habría que parar, o nos vamos todos empalmados.

MAter et Magistra. No me cuela a mí ese miserable intento femenistoide de asociar en lo subjetivo y casi de pasada la crudeza en el lenguaje y el hacerse solitarios. Vamos, al final, dibujas un perfil donde todo lo mezclas y relaciionas: Bruto, pajillero e insensible, así nos ves a los lectores de esta web ¿No? Manipuladora y taimada, nena...para los hombres que aún no han descubierto que su madre no es perfecta. A mí no me la cuelas.



Kokrotoak

el blues .

El coño es un cosa y la vagina otra, técnicamente vulva, a mi en particular en frio me parece más sabroso vulva, en caliente coño.

El Golfader .


Moncho:
Las mujeres desprecian y humillan a quien se deja. Es como decir que tu hijo de doce años te desprecia y te humilla. A ver si confundes desprecio y humillación con que cierren el coño por reformas. Porque eso no es despreciar ni humillar. Toma cualquier otro coño y ya está, con más pelo o con menos, más grande o más pequeño, con la pepitilla chica como un altramuz o gorda como una ciruela, da igual, y ya verás como no sientes ninguna humillación.
El hombre no está hecho para enfrentarse a la mujer, sino para darle gusto y hacerle hijos. En cuanto la cosa se tuerce, debe salir por piernas.
O así lo veo yo.

cacatúa .

Manolito, guardia urbano:
1º. Las cacatúas sí que existimos (o ¿acaso piensas que te está escribiendo dios?).
2º. Las cacatúas no nos reproducimos porque:
- a/ Estamos muy bien solos.
- b/ Amamos sobre todo la libertad, y no queremos perderla ni limitarla.
- c/ No queremos ser marionetas en manos de marujonas caprichosas/histéricas.
- d/ Preferimos pagar cuando tenemos ganas, que pagarlo durante toda la vida.
((Podría continuar, pero no me sale de los cojones. ¡Digo!))
3º. Las cacatúas te preguntamos: ¿Te atreves a predecir/profetizar el futuro? (“[…] y dentro de 50 años, su manera de pensar […] habrán desaparecido de…”)
CONSEJO DE LAS CACATÚAS: ¡Cuidado con las psicopatías! Eso de creerse un oráculo puede degenerar en una verdadera psicosis delirante ¿Has pasado la revisión mensual?
______________________
Lección gratuita para el urbano (Historia de la Música).
Don Juan Sebastián Bach, en su tiempo, tan sólo fue considerado un buen organista. No era nada valorado –o muy infravalorado- como compositor. Tuvo que llegar el Romanticismo, y concretamente Mendelssohn, para que se empezara a considerar/valorar su obra.
¿Ves lo vaivenes/variabilidad de la Historia? ¿Continúas atreviéndote a pronosticar el futuro?
(Si la respuesta a la última pregunta ha sido sí, pida urgentemente cita con el psiquiatra. Consejo de amigo.)
Salut i força al canut (aunque no sé muy bien para qué)
O si lo prefieren, saludos en estilo fugado.

Artículos anteriores

Clásicos más leídos de todos los tiempos