EL TONTO IMPUNE

Más o menos ocurre lo siguiente:

No se trata, como algunos piensan, de que hubiera hace años una decidida y consciente intención por parte del poder político de manipulación del sistema educativo en orden a una conversión de la clase media en obediente e ignorante clase acéfala, consumista y sumisa. Ni siquiera a la organización capitalista más abyecta le interesaría contar con un país entero repleto de imbéciles. Es peor que esto...

El alumno puede ser un irresponsable y un imbécil sin que nadie se lo tome en cuenta, es más, le han sido puestos a su disposición los más descarados métodos de protección de la imbecilidad ético-pedagógica: simplificación de contenidos, promoción automática, trato de parvulario, sentimentalismo psico-pedagógico, minusvaloración de los objetivos y de las calificaciones, impunidad ante la desobediencia o la falta de respeto, ante la ofensa, la injuria o el maltrato, desorden y continuos cambios caprichosos en el plan de estudios, descalificación de los profesores, indefensión ante la agresión o ante la denuncia.

Teniendo en cuenta que tampoco se aleja mucho el españolito común de estos modelos, porque parece que ha perdido también el interés por la formación intelectual y por la honradez, entonces tenemos completo el cuadro. Estamos entrenando a los escolarizados para que tengan la posibilidad de comportarse como unos canallas y unos irresponsables.

Y ya hemos llegado al fondo del asunto. Decíamos que no se trata de una argucia del capitalismo postmoderno. Al fin y al cabo, para explotar a alguien es necesario que el alguien en cuestión tenga algo que pueda ser explotado. Que no sea un tonto del haba. Se trata más bien, en este país, de la peculiar forma en que el poder de los partidos políticos (el único existente en España, porque nuestra Constitución falsamente democrática hace recaer todos los poderes en el Legislativo) ha logrado que convivamos con el delito como si fuese el acontecimiento más normal y cotidiano de nuestras vidas, nuestro medio ambiente.

Alcaldes, ministros, hermanos de ministros, altos funcionarios, empresarios, banqueros, abogados célebres, sin la mínima conciencia de la indignidad del delito, nos ofrecieron y nos siguen ofreciendo diarios espectáculos. Entran y salen de los juzgados y del talego directamente hacia el plató de televisión para contar su heroicidad con la pasta que se merecen en el bolsillo. Sin un asomo de pesadumbre. Esto sólo lo puede aguantar sin que se le caiga la cara de vergüenza aquél que ha sido educado para comprender, desde la cuna, que se puede vivir toda la vida siendo un tonto impune y un chorizo.

En este estado de cosas, la pantomima hipócrita de la Educación para la Ciudadanía clama al misterio. Puestas las condiciones a lo largo de arduos años de defenestración para que el joven entienda que se puede pasar la responsabilidad por el forro, se encomienda a un puñado de esbirros la tarea de comunicarles a los alumnos lo que ellos ya han aprendido sobradamente a despreciar.

ANTONIO SÁNCHEZ

("El tonto impune", frases escogidas, Deseducativos)

60 COMENTARIOS:

López .

Brillante. Brutal. Exacto. Cojonudo...

DESEDUCATIVOS .

Mess, el autor es Antonio Sánchez.

Un saludo,

David López Sandoval

DESEDUCATIVOS .

Álvaro Marchesi es nada más y nada menos que el ideólogo de la LOGSE.

Otra cosa: ya tenemos dominio: www.deseducativos.com

Un abrazo, fiera.

Serafín .

Sr. Marchesis: brillante, escueto y muy gráfico, como debieran ser todas las intervenciones.

Anónimo .

“Se trata más bien, en este país, de la peculiar forma en que el poder de los partidos políticos (el único existente en España, porque nuestra Constitución falsamente democrática hace recaer todos los poderes en el Legislativo) ha logrado que convivamos con el delito como si fuese el acontecimiento más normal y cotidiano de nuestras vidas, nuestro medio ambiente”. (Alvaro Marchesi)

Resulta alentador que personas como el Sr. Marchesi, de alta competencia y tanto trabajo desarrollado con las administraciones públicas españolas, advenga ahora a implicar la forma de ejercer el poder de los partidos políticos de una Constitución falsamente democrática en la conducta de muchos “...alcaldes, ministros, hermanos de ministros, altos funcionarios, empresarios, banqueros, abogados célebres, sin la mínima conciencia de la indignidad del delito...”; y que esto tenga su consecuencia en la predisposición de muchos jóvenes a “...vivir toda la vida siendo un tonto impune y un chorizo.”
Saludos,
Lajos

Miembro MCRC .

Bravo, bravísimo. A difundir inmediatamente a todos los contactos y foros que uno pueda.

EDIT .

Acusamos recibo del error: el artículo es de Antonio Sánchez, no de Álvaro Marchesi. Corregido.

Procuraremos estar más atentos.

Aquiles: Contad con nosotros hasta conseguir que vuestro Deseducativos lo lea hasta el Tato.

Salud.

Anónimo .

"Estamos entrenando a los escolarizados para que tengan la posibilidad de comportarse como unos canallas y unos irresponsables."

Con la imposición del laicismo y, teniendo en cuenta la naturaleza humana, esto es inevitable.


"... de la peculiar forma en que el poder de los partidos políticos .... ha logrado que convivamos con el delito como si fuese el acontecimiento más normal y cotidiano de nuestras vidas, nuestro medio ambiente."

Efectivamente, si no se cree en la Justicia se tolerarán los delitos de afines por pensar que es una caza hacia los suyos y se verá todo lo malo en los contrarios. Por lo tanto los casos propios de corrupción no son tales y no afectan.

POBLE INSUBMÍS .

Clap, clap, clap. Brutal l'article. Saben perfectamente cómo cargarse el sistema educativo para colmar a nuestra sociedad gilipollas de la indigencia intelectual necesaria para no llegar jamás a poner en duda el "buen hacer" de esta tropa de chorizos al servicio de la partidocracia.

http://pobleinsubmis.blogspot.com/2009/10/la-festa-de-la-confianca.html

Roig Total .

Mess: ara, que ja feias equip amb la banda dels nazis, només et faltava també la integració dels retrògrads que volen tornar a l'educació de la palmeta i l'estirada d'orelles. Cada vegada queda més clar el que voleu: "dinamitar del sistema" perquè enyoreu la dictadura franquista.

J.P.L .

Roig: Aprovechando que me han dejado en paro, que nunca pude tener piso propio ni hijos, me voy a vivir a Francia. Mis hijos, si los llego a tener, serán franceses, que allí sí que hay un sistema educativo decente. Por cierto, ¿los nacional-socialistas del PSC nunca miráis detrás de los Pirineos, a ver cómo hacen ellos las cosas?

Anónimo .

J.P.L yo te mantego si me haces un hijo listo. Pongo el 90% de los genes en positivo. Soy maja, joven y adinerada.Paso de imbéciles como maldito, lobo y demás morralla en especial el subnormal de P. Fernadez y sus fantasias erótico freudinas ( por eso su asqueroso artículo apologia del maltrato femenino).
Culta y amante del varón inteleigente - abstenerse el choco de malditín- soy fiel. Te pongo un piso y un sueldo si te casas conmigo y ajustamos negociación. Con cariño, Berti

J.P.L .

No sé qué pensar de tu propuesta, Berti, no quiero vivir subvencionado a expensas del servilismo sexual, sino ganarme la vida y educar algún día a mis hijos para que no toleren toda la basura que me estoy tragando yo. No me importaría conocerte, me ha gustado tu manera de dirigirte a mí. Bueno, hay una excepción en eso de que no me importaría conocerte: la excepción es que seas funcionaria. En ese caso, no quiero ni conocerte. No puede haber cosa más humillante que vivir parasitariamente de una parásita de la sociedad. Un beso o un abrazo o un adiós, compañera.

Peter .

El Confidencial. 08-11-2009
La pelea entre el Gobierno y los editores retrasa en 16 meses las ayudas a la prensa

Esto es, ni más ni menos que airear, dar carta de naturaleza o legitimar descaradamente la corrupción de todo un régimen político necesitado de ocultar su verdadero rostro. Lo que a día de hoy es ya imposible. Ese es el precio que el corrupto Estado español ha de pagar a las Editoriales para que no hablen, para que silencien el mayor tiempo posible su condición de estado corrupto.
Si el régimen fuese democrático, la Opinión Pública influiría decisivamente sobre el Gobierno y el Poder Legislativo, porque esa OP estaría informada con la verdad de la realidad. Y la pregunta ahora es si esa Opinión Publica está o no bien informada sobre un régimen que no es democrático y la información que recibe es confeccionada por unos medios de comunicación pagados para que no reflejen la realidad.
Porque saben que el ciudadano no verá la realidad que le circunda, sino sólo la que los medios de comunicación le proyecten. Carecerá de fuentes informativas primarias que le ofrezcan de forma directa la verdad de lo que ocurre a su alrededor y puedan decidir en su momento lo más acertadamente posible. Como dijo Maquiavelo : "Todos ven lo que pareces ser, pocos lo que realmente eres".
Para qué paga el Gobierno de turno a la prensa con dinero de las arcas del Estado?. Sencillamente, para que, o bien sesguen las informaciones cuando informan o, no informen. Para eso se establecen las subvenciones. Y aquí el principal interés es político y después el crematístico de las rapiñadores medios de comunicación que a cambio de su silencio viven a costa nuestra, siendo como son empresas privadas. Puede decirse que los españoles pagan para que se diga que el régimen que los estafa los estafa legítima y democráticamente. ¡La esquizofrenia campando a sus anchas!
Cuando se vive de la política, los profesionales de la partitocracia española necesitan presentarse ante la sociedad civil como los depositarios de un saber arcano y oculto, inaccesible para el común de las gentes. Condición indispensable para que ese saber permanezca oculto y siga aparentando ser un saber: el de la obediencia a sus dictados, expresados en forma de leyes, decretos leyes y otras normas con rango de ley. Para que el político conserve su privilegio el hombre civil debe abdicar de su responsabilidad. Y es aquí donde entra en juego la Prensa, conformadora del mantenimiento de ese arcano.
En este régimen de poder bautizado erróneamente como “Monarquía parlamentaria”, sabemos que el poder lo detentan los partidos políticos y que el Rey y el Parlamento no tienen acceso a poder ninguno. El Parlamento porque los diputados son meros delegados de los partidos; el Rey porque se le atribuye un inocuo papel moderador y, además, porque no es responsable de sus actos. Y esto no hay Prensa que lo tape ya.
Pagan por el control social o as distintas formas de imponer ciertas "lógicas" a las personas. Se trata de la producción de imbecilidad como forma de control social y político, al dificultarse la difusión y realización de ideas políticas. Por eso pone el cazo la Prensa y se queja cuando se retrasa lo pactado.....................

http://ulpilex.es/Vitruvius/

Anónimo .

Tiene toda la razón señor Peter. Encubridores, desinformadores, tergiversadores de la verdad, unos verdaderos hijos de puta todos. Estudiar tantos años para acabar haciendo eso, no sé. El autor del articulo tiene toda la razón, es el sistema educativo el que vuelve a los españoles unos idiotas y unos delincuentes.

Anónimo .

Ya me parecia un poco raro...tras haber consultado http://www.oei.es/noticias_oei/071006_01.htm
por eso precísamente mi comentario.
Hay, sin embargo, un tipo de funcionario ó profesional cualificado, que sabe compatibilizar con agudeza dos cosas: pertenecer al núcleo duro de los beneficiados por el statu quo, al que vende su competencia, y al mismo tiempo, sostener una especie de función pepitogrillesca, como de crítica desde dentro, que el propio sistema soporta bien en tanto le ofrece una aparente pátina justificadora. Estos sibilinos, saben confundir a muchos, incluso de los sectores marginados.
Funcionarios Fouché.
Saludos,
Lajos

Martillo .

Sr. Sánchez, le contradigo: SÍ se trata de una "argucia" (aunque ésta no sea la palabra adecuada) del "capitalismo". Del mismo modo que en el "comunismo" interesa aborregar a la plebe mediante la alineación, en el "capitalismo" se fomenta su embrutecimiento progresivo, de modo que, ante tal avalancha, el maestro, el profesor, el docente, poco pueda hacer más allá de ponerse a cubierto.

No voy a discutir la indudable ignominia del Sistema en el reino español: simplemente niego que tenga éste la exclusiva de una pésima educación (aun siendo de las peores según el vigente baremo de puntuación). La sociedad de consumo no se ha instalado únicamente entre los súbditos juancarlistas, así que resulta cuanto menos reduccionista denunciar la exclusividad española de esta desgracia.

Si he negado la idoneidad de la palabra "argucia", ello se debe a que los planes eugenésicos del actual Gobierno Mundial distan mucho de la "treta". También porque el problema no se limita (y conste que hablo con sobrado conocimiento de causa, es decir, con la legitimidad de la experiencia) a una reducción de la "autoridad" del cuerpo docente respecto al alumnado, en absoluto: el aula no es más que un reflejo de la sociedad, y las manifestaciones que en ella (en el aula) tienen lugar, se corresponden con las tendencias predominantes "ahí fuera".

¿Cuáles son estas tendencias? Sería largo de discutir, aunque me permito presentarlas: la filosofía del éxito s-o-c-i-a-l a cualquier precio, la más insana competitividad (resultado del triunfo arrollador de las tesis darwinistas, y según el modelo capitalista anglosajón, que ahora, abiertamente, introduce Bolonia), la relativización de la violencia (que se condena cuanto atenta contra el Estado pero se "vende" como objeto de consumo en muchos otros casos), la negación del individuo en aras de la colectividad (que trae como consecuencia la negación de la célula básica en que el individuo llega a desenvolverse: la familia), verdadera razón de la desestructuración social, sólo que para mayor gloria del Capital en vez del Partido (al estilo comunista o nacional-socialista) y un envenenado concepto del sentido del deber.

Martillo .

Pero además, señores, hay algo que ustedes prefieren ignorar, y es su erróneo concepto del principio de autoridad, causa de gran parte de los actuales males. Fíjense en que, si, por ejemplo, la ciudadanía ha sido incapaz, en un país como España, de asumir con madura responsabilidad sus recientemente adquiridas "libertades civiles" (más que discutibles, pero ésta es otra historia), ello no se ha debido sino al origen reprimido de la sociedad en que tienen que desenvolverse. El viejo dicho que define al "pueblo" español: "tras el cura con el mazo dando o repicando", se ajusta perfectamente a esta realidad. A que la tiranía crea vasallos, ya se muestren cohibidos o desmadrados.

La autoridad mal concebida, el autoritatismo, tan propio del "pueblo" español (y no sólo en su versión filofascista) condiciona las respuestas presentes y futuras de aquellos que se han criado bajo su sombra. Frente a su "libertad", éstos se comportan, o bien como un sacerdote que se sonroja ante una mujer, adelgazándose su voz como una huella en la arena, o bien como el seminarista que deja los hábitos y corre a emborracharse y a correrse una juerga en un burdel.

El caso es que toda la civilización judeocristiana, ya burguesa, ya proletaria (aunque menos) se fundamenta en una serie de mitos que determinan una serie de dogmas que condicionan una serie de hábitos que acaban conduciendo exactamente al punto en que ahora nos encontramos. Discutir sobre estas o aquellas normas, sobre cómo afrontar los problemas que la sociedad plantea, sin acudir al origen de todos los males, que es la cultura de Estado, la idolatría del Capital, y la filosofía del Poder, significa ignorar la enfermedad que poco a poco ha ido gangrenado los miembros de Occidente, que lleva ya al menos cien años en decadencia. Entiendo que es una atractiva discusión en que gustan de enzarzarse todos, pero que sólo nosotros, los libertarios, los anarquistas, afrontamos con verdadera honestidad.

Anónimo .

J.P.L,asumo mi derrota. Soy parásita. Con dolor... Berti.

Anónimo .

Queda claro que el amigo MHP es un reflejo más de la falta de nivel de nuestro sistema educativo.Mediocre y prepotente

López .

¿A qué viene ahora insultar a Maldito Hijo de Perra? ¿Qué tiene que ver con el artículo o con cualquiera de los comentarios del mismo? ¡Joder, con las fobias!

Anónimo .

Hombre, ahora el lobo se hace llamar Martillo, qué gracioso, tú...

Anónimo .

La sintesis del articulo,es que,la principal culpa,la tienen los esbirros,que comunican y trasmiten.

Esbirros,apesebrados e indignos,con salarios y sillas calientes,y a la vez,funcionarios ultra-parasitos.Abyectos.

Incapaces de defender el futuro de sus hijos y hermanos,y todos;porque se han vendido humillantemente,por un puesto y un salario,para llenar su estomago y tomar sus vacaciones.

Y por miedo a perder su trabajo.Indigno y abyecto,en grado maximo.Mas no se puede.

Y luego,critican y culpabilizan a los jovenes y a los hijos,de otros,y hasta a los suyos.

Vuestros hijos y los hijos de vuestros hijos(si los tienen),os lo reprobaran.

Porque no es solo el que jode y quiere joder,sino la que,y el que se deja.

Por precio,miedo,coaccion u omision.Da lo mismo.Sobre todo por miedo,a perder lo poco que tienen.

Anónimo .

Hay que tener la vision mas amplia y clara.

Y saber mirarse a uno mismo,y no culpabilizar siempre solo a los demas.
Fallo educativo este,que aqui se advierte repetitivo.

TONTOS IMPUNES,hay muchos,y bastante mas que el de la fotografia,TONTOS IMPUNES,NOSOTROS,Y LOS PARASITOS FUNCIONARIOS,por haberlo permitido y permitirlo,ahora mismo,y querer escamotearse y escaquearse,endiñando la responsabilidad, a otros,y eludiendo la propia responsabilidad personal y profesional,directa.

Martillo .

Anónimo, a diferencia de otros, este martillo no tiene la intención de restarle protagonismo a los dueños de la página con el sonido de sus martillazos. Tampoco el menor interés en enzarzarse en las disputas canallescas de los conspiranoicos que aquí abundan. A buen entendedor, pocas palabras bastan.

Yo continúo ciñéndome al artículo, con la esperanza de que haya quien se sume a la discusión, al debate, y no todo sean rencillas y golpes bajos. Muchos de los payasos habituales de esta página harían carrera en la telebasura; ése es su estilo: el de los graznidos. Argumentos..., ninguno.

------------------------------------------------

Los profesores han perdido autoridad, pero, ¿es ésa la causa de la mala preparación de los estudiantes? Aunque voy a llegar más lejos: ¿están mejor preparados aquellos que estudiaron durante el franquismo que los actuales, digamos... licenciados?

A estas dos preguntas me respondo yo mismo en mi próximo mensaje.

Martillo .

Sobre la primera cuestión: la falta de autoridad en relación con la decadencia (aludo a la falta de autoridad porque es uno de los temas que se abordan en esta serie de artículos sobre el sistema educativo).

Pongámonos en el caso de que los profesores tuvieran, como antaño, un poder ilimitado incluso a la hora de atizar al alumnado. Pongamos por caso que una rígida disciplina se impusiera en el aula, que fuera acatada. Al llegar a casa, al pisar la calle, los alumnos se encontrarían con una realidad contradictoria respecto a los presupuestos que aprenden a cacarear en las aulas. Por tanto, acabaría triunfando, aun en este caso, la "moral" de los tiempos, que se promulga desde los medios de comunicación y que cristaliza en la realidad diaria, ajena a la torre de marfil del aula.

Esta moral es... capitalista. Si el martillo martillease en Cuba (ahí le sería más difícil, sin duda) llamaría "comunista" al totalitarismo de turno. Pero aquí se ciñe a la realidad circundante, a la realidad de un sistema... capitalista.

En una sociedad capitalista, el Capital es el eje sobre el que se estructura el Sistema. Parece una evidencia, pero creo que conviene recordarlo. Como el Capital es el nuevo tótem, la nueva deidad, la consecuencia más lógica no es otra que... la cultura del beneficio. Ahora preguntémonos, ¿es compatible una filosofía del beneficio a ultranza con los valores, llamémosle, "humanistas" que los docentes tratan de inculcar a sus pupilos? Como aquí, en esta página, escasean los demagogos de Estado (del Estado capitalista), la respuesta común será... ¡no, no es compatible!

Pero, evidentemente, no por ello va a renegarse del Capital, luego... se deteriorará, progresivamente, el llamado "sistema educativo" (¿quieren pruebas...?, piensen en el jaque-mate que sufren la Filosofía, la Literatura, etc.) Borregos informatizados, ¡he ahí el resultado de la actual demanda!

Ahora bien, pensemos en la expresión "sistema educativo", detengámonos a analizarla... ¿Puede la educación someterse a un sistema, encuadrarse en un sistema? ¿Acaso no conduce la sistematización de la enseñanza a una fabricación en masa de seres alienados? No les quede duda: hoy la escuela, luego la universidad... todo ello es una fábrica de títulos, y que conste que con "hoy" me refiero a los tiempos modernos, no a las últimas décadas.

La educación universal se ha impuesto ignorando las propuestas libertarias, asamblearias, de modo que ha sido el Estado y los intereses del Estado los que han determinado el tipo de educación con que se ha malformado al hombre moderno (y donde no ha llegado el aliento del Estado, lo ha hecho la fetidez de ciertos centros privados, fábricas de futuros explotadores).

La educación, una vez se sistematiza, contradice la realidad individual del alumno. Una vez más, nos encontramos con el triunfo de la masa sobre el individuo, y la imposición de una... obligación (graduarse) antes que la oferta de un enriquecimiento progresivo. Y, ¡atentos!, que esto no tiene nada que ver con la exclusividad de la enseñanza, sino con su gestor: el Estado (o, en su defecto, ciertas instituciones privadas, la mayor parte de carácter religioso).

Pero volvamos al asunto de partida: si alguien asegura que la pérdida de autoridad del profesor ha supuesto un mayor "poder" del alumnado... miente. Es el Estado quien se hace con ese poder, en un caso similar al de la familia, que ve cómo se le restan sus legítimas competencias en aras de la cultura de Estado. El alumno es a menudo maltratado por el propio cuerpo profesoral, que generalmente integran mercenarios sin escrúpulos, sin vocación ni talento, que han opositado para ganar un buen sueldo, para disponer de un sueldo fijo, para gozar además de numerosos tratos de favor del Estado. No seamos hipócritas: los abusos de poder del profesorado están a la orden del día, tanto en las escuelas de enseñanza básica como en la universidad.

(Sigo)

Anónimo .

Y bastante mas TONTOS IMPUNES,que el de la carpeta de la foto,son,los que le rodean.

TONTOS IMPUNES,porque tienen una responsabilidad personal y profesional.
Pero cobran un precio(llamado sueldo) y tienen miedo.

Porque hay DELICUENTES IMPUNES,habituales y reincidentes,y todos de nivel superior,como los banqueros y politicos,o hacedores de leyes,por ejemplo.

Y sin embargo,detienen a un TONTO IMPUNE,pero no a los DELICUENTES IMPUNES,luego,ellos son TONTOS IMPUNES totales.
A que siguen sin enterarse.

Ese es el sistema,de TONTOS IMPUNES Y DE DELICUENTES IMPUNES.

Martillo .

Asumimos, pues, que la pérdida de autoridad del profesor (el martillo no va a entrar a dilucidar si dicha autoridad debe ganársela el docente con su generosidad de espíritu, con sus conocimientos, con un trato individualizado del alumno, etc.) no significa unos mayores derechos del alumnado (por mucho que la televisión nos bombardee con casos de agresiones, expulsiones temporales de vándalos que reinciden, etc.), sino un mayor poder de la... tecnocracia del Estado, y ¡atención!, un considerable crecimiento de la enseñanza privada, con la connivencia estatal (de ese Estado que todos mantenemos en pie con nuestro dinero), considerando que el objetivo de las sectas educacionales no es otro que aspirar a la mayor cota de poder posible en sociedad (véase, como ejemplo paradigmático, el Opus Dei).

La creciente bestialidad del alumnado guarda una relación directa con la creciente bestialidad de la sociedad, y no con un supuesto logro de derechos e independencia de los alumnos. Y esa bestialidad es la consecuencia lógica de un sistema embrutecedor, la sociedad de consumo, donde el cuarto poder es el principal ejecutor de los dictados de la Banca y los partidos. Entérense: antes los profesores eran a menudo déspotas con licencia para maltratar, ¡y en ningún caso se solucionan los nuevos males -el vandalismo- con una concentración del poder -el profesor incuestionable-! ¿Qué proponen algunos de ustedes, el mismo efectismo defendido por Sarkozy?

Ahora atendamos a la otra cuestión que acabo de plantear: la aspiración de poder de ciertos clanes. Observamos que la mayor parte de nuestros gerifales, incluidos los que se autodenominan "socialistas", llevan a sus hijos a centros privados. ¿La explicación? Que a la salida, gozarán de mejores oportunidades. Pues bien, señores, a eso le llamo yo plutocracia en estado puro, expolio... Veamos si no: la sociedad en su conjunto paga unos impuestos X y asume unos deberes Y, pero a la vez resulta que en función de las posibilidades económicas de unos u otros padres, ¡los chavales aspirarán a una vida holgada o sellarán un pasaporte al fracaso! ¡Pues neguemos el Estado! Si no existe... igualdad de oportunidades, neguemos la... igualdad de deberes.

Esta tendencia educativa guarda una relación directa con la naturaleza política de las actuales estructuras de poder: se trata de una fusión, por así decirlo, de los intereses privados y las instituciones públicas. La alianza Estado-Gran Empresa. Y como es lógico esto repercute en el llamado "sistema educativo". Nada que ver con que el docente de turno goce de menos poderes que antaño.

Martillo .

Sobre la supuesta "decadencia" del alumnado: ¿es cierto, es realmente cierto, que las llamadas nuevas generaciones tienen una peor preparación que la de sus padres y/o abuelos? Yo he de negarlo, al menos en cuanto atañe a la cantidad de licenciados. "Cantidad", se me reprochará, pero no "calidad". Bien, ¿era tal la de los universitarios de antaño? Por ejemplo, en cuanto a las faltas de ortografía, ¿no incurren en ellas el 90% de los mayores de 40 años? He debatido con catedráticos (lean bien: catedráticos) y banqueros que desconocen el uso del impertativo castellano, tanto en su forma afirmativa como negativa. Sobre esta cuestión, yo AFIRMO que no existía un mayor nivel antaño.

España ha progresado mucho en ciertos aspectos, indudablemente. Reconocerlo no significa caer en el triunfalismo oficial. Ahora bien, precisamente los principales perjudicados de los actuales males sociales (no sólo en España: en toda Europa) son los... menores de 40 años. ¡Y resulta que nunca antes en España había gozado este sector poblacional de una preparación como la actual! ¡Nunca, nunca, maldita sea, se había ofertado tal cantidad de licenciados, doctores, etc.! Y si el Estado español es incapaz de ofrecer una demanda adecuada, ¡que nadie se escude en un supuesto exceso de titulaciones! ¡Echen la vista a su alrededor: miren a Europa! ¿No han oído hablar de la "sociedad del conocimiento" (ese latiguillo que, sin embargo, responde a las nuevas demandas de un nuevo tipo de sociedad)?

Yo niego y negaré mil veces esa supuesta "decandecia" formativa de la juventud española. ¡Lo que faltaba en este hediondo cortijo: nostálgicos! Si la juventud y adolescencia españolas, apestan... ¡toda la sociedad en su conjunto lo hace! Chavales, si me leéis, si alguno me lee, atended: que no os la den con queso, en este país la formación ha sido siempre deficiente, y los que ahora andan en los 35 tienen, por lo general, un nivel cultural bastante superior al de las generaciones restantes! El estereotipo joven-descerebrado obedece a un plan perfectamente gestado: el de esquilmaros, el de usaros de carne de cañón del sistema. La rebelión debe empezar por vosotros, los que todavía no criáis canas, los que tenéis una esposa que os ate a la silla del conformismo. En vosotros debe empezar la oposición abierta a este sistema de mierda, a esta civilización decadente, basada en mentiras, cuyo hedor sólo disimulan los hipócritas. El hedor es tan fuerte que sólo los vencidos por la vida, los cobardes, pueden disimularlo. Y aun si aceptáis que hay tal decadencia en vuestra generación, o que tal decadencia se extiende, que el embrutecimiento triunfa, ¿quiénes, quiénes son los responsables, sino aquellos que han ostentado el poder, aquellos que han gobernado desde el Estado, aquellos que os han esquilmado desde la Gran Empresa?

Muchachos, escuchadme bien: tenéis que diferenciar entre la crítica que es fruto de un deseo de cambio, la crítica de los... fuertes, la que llama a la acción, de aquella crítica que es el moqueo de los débiles y resentidos, de aquellos que justifica su fracaso vital, su nulo talento, su mediocridad, renegando de todo. Si hay alguien que no tiene derecho a renegar de la juventud, es precisamente quien ha defendido el plan eugenésico cuyos resultados ahora sufrimos, ¡sobre todo los sufrís vosotros!, e incluso quien nunca ha movido un dedo contra los sinvergüenzas que rigen nuestros destinos.

Martillo .

Pero vuelvo al asunto: la decadencia, el embrutecimiento de las "nuevas generaciones" como tema de debate, y no como razón de una arenga.

Voy a aceptarlo como una posibilidad totalmente cierta. Entonces, una vez aceptado este supuesto hecho, voy a preguntar: ¿ha habido alguna vez en la Historia, ha habido alguna vez antes, un "sistema educativo" que se haya basado, como hoy, totalmente en el Estado y los dictados del Estado, al margen de las sociedades comunistas?

Jamás el Estado había alcanzado tanto poder. Tengamos en cuenta, por ejemplo. la temprana edad en que a día de hoy comienza la escolarización obligatoria (y conste que no se trata de un problema de edades, ni de prolongación de estudios, sino de modelo). Sin embargo, la sociedad se vuelve progresivamente más cínica, y a la vez, la desestructuración es mayor... Es decir, que, curiosamente, a mayor... Poder, mayor... decadencia.

¿Qué quiero decir? Que ni siquiera una reforma radical de la enseñanza, un modelo que dispusiese la autoridad horizontalmente, y que se basase en una enseñanza INDIVIDUALIZADA del alumno, podría combatir la enfermedad. Porque esta enfermedad, esta dolencia, se encuentra en una fase terminal: se llama fiebre de poder y es consustancial a la moderna civilización humana, a capitalistas, socialistas, comunistas, nacional-socialistas, fascistas... Todos parten de la aceptación de diversos fantasmas o abstracciones: pueblo, patria, progreso... de modo que todos estos modelos aspiran al poder puesto que el poder es el único camino que conduce al triunfo de la Ideología.

¿Qué tienen en común todos ellos? La negación del individuo. Así, desde la escuela (y he aquí nuestro tema) el individuo es integrado forzosamente en una abstracción llamada... colectividad, ya sea por el Estado, Dios, la Patria, la Revolución... El individuo, como una res al matadero, acude a la escuela, donde siempre es número (incluida la enseñanza privada) y nunca individuo.

Los profesores, además (y hoy, nefastas iniciativas como el CAP, suponen un agravante) se consideran a sí mismos una especie de militares que tienen bajo su mando a un batallón, en vez de, por establecer un símil, actuar como entrenadores que disponen de una plantilla conformada por individuos, puesto que no todos son iguales, y de modo que su labor consista en explotar las virtudes de cada uno de sus pupilos. Sin embargo, la mayor parte de los profesores se dirige al aula como al cuartel: el profesor, ya de inicio, ha incurrido en un error garrafal: ha asumido un papel de dominio, ha aceptado el juego del... poder. Y en lógica consecuencia, no seamos hipócritas, los muchachos (al menos, los sanos) considerarán al profesor su potencial... enemigo. Esto es ley de vida, y quien lo niegue desconoce la naturaleza humana.

(Sigo)

Anónimo .

Este tal Martillo,me suena:eres un rollista,un pesado,un toston y un manipulador del copon,Martillo.

Dicho sin acritu.

¿ No puedes decir o explicar la cosas,con menos rollo y ser mas conciso ?.

Que aburres,hasta las vacas,y no te enteras.

Martillo .

El profesor, pues, considera a su vez al alumno como su potencial... adversario, como un caballo salvaje al que debiera domar. Se establece una relación de poder que hace de uno la autoridad, en vez del guía, y del otro, el súbtido, en vez del discípulo. Y puesto que no existe la diferencia entre la forma y el fondo (ambos configuran un "todo"), esta "totalidad" define una realidad en que es sacrificado el individuo por el sentido del deber que se le pretende inculcar: así, el alumno, en vez de ser orientado a explotar sus habilidades, a encontrarse a sí mismo, asume el rol de borrego, de número en serie, y renuncia a sí mismo en la búsqueda de un... prototipo ideal.

Pues bien, ¿tiene esto algo que ver con la supuesta pérdida de autoridad del docente?

Por último, quiero comentar algo sobre esta "pérdida", ya he anticipado que "supuesta". Miren, se dan numerosísimos casos (sólo que éstos no salen en televisión) de abusos del profesorado sobre el alumnado. Suspensos injustificados, incumplimiento del deber docente (explicación del temario a última hora, trampas en los exámenes, etc.), descarado absentismo (¿o es que desconocen ustedes cómo funciona la mafia universitaria?)... Ante todo ello, el alumno se encuentra desprotegido, mientras los medios de comunicación, fieles a su carácter sensacionalista, explotan aquellos casos de docentes amenazantes y/o agredidos. El alumno no puede protestar con total confianza ante los reiterados abusos de un profesorado más funcionarial que vocacional, y no puede hacerlo porque a menudo (y los ejemplos abundan) se convierte en blanco de las venganzas de una serie de incompetentes y déspotas llamados... profesores. Y bien que los conozco, porque mi vida se desarrolla en ese ambiente.

Salud y anarquía

Anónimo .

¿ O es mucho pedir,Martillo ?

Sin ningun animo de ofender ni de discusion,solo pido mas concrecion,menos letras,para decir lo mismo.

¿ Es posible ?.

Anónimo .

Hay gente que divaga por escrito donde se lo aguantan. En descargo de Martillo, caso paradigmático de lo anterior, diréque su alias es toda una advertencia.

Anónimo .

Así es, mi "alias" es una advertencia. Como va sobre aviso, le basta con no leerme, anónimo mediocre. Sospecho que ustedes los anónimos son apenas tres o cuatro, los mismos, cizañeros, estúpidos e incapaces de argumentar. Si no me entiende, inyéctese neuronas.

El martillo

Anónimo .

La muestra de que la ignorancia no es exclusiva de los jóvenes: acritud termina en "d", especie de tocapelotas.

El martillo

Anónimo .

Hay varias erratas en mis comentarios, la más clara, que falta un "no" en: los que NO tenéis una mujercita que os ate a la silla del conformismo.

El martillo

Anónimo .

casi al 100% de acuerdo con martillo...que pena no tener compañeros como tu.

El sacamuelas .

Joder, encima del rollo que nos suelta, es misógino el tipo... ¿Qué te han hecho a ti las mujercitas, impotente?
Además, ¿no te ibas a ir de España, cojones? No nos libramos de ti ni echándote agua hirviendo encima. Pues no amas tú España ni nada.

Miembro MCRC .

Martillo, puedes convertirte en un martirio. Aunque pueda estar de acuerdo en lo que dices, creo que el sitio para tu discusión es deseducativos.com

La hoz .

No paro de leer noticias que me suben el ánimo:

http://www.libertaddigital.com/economia/john-mauldin-preve-que-eeuu-regresara-a-la-recesion-en-2011-1276375674/

La que nos espera, colegas... ¿Veremos Wall Street arder de una maldita vez, o la gente seguirá anestesiada?

Anónimo .

Martillo, mejor date el piro. Estoy de acuerdo contigo al 100%, pero en esta web solo te harás mala sangre. Es un nido de mediocres y de fascistas disfrazados de otra cosa. No gastes tu oratoria con estos burros. De buena fe te aconsejo. Ah, y me la suda España.

S. B.

Caja de herramientas .

Oratoria, ésa es la palabra. Aunque también podrías haber utilizado "retórica", que es aún mejor en el caso del lobito.

Anónimo .

La palabra,es PELMAZO.

El Martillo es un pelmazo:ademas,su metodologia de analisis,es vulgar,cutre,llena de carencias y de sectarismo,sin ningun nivel,bueno si,un nivel infimo;para mi,que debe de ser tuerto,eso lo confirmara el.

Un sistema de analisis,que el que se lo enseño,joder que agusto se debio de quedar,le solto todo el plomo y lastre que le sobraba y se lo endilgo al tal Martillo,y hoy lleva el todo ese plomo en su joroba intelectual.

Ademas,que ese sistema de analisis decadente,esta mas visto que el tebeo,con un olor a sebo rancio,de la estepa bolchevique y macabea,terrible.

Mi consejo.
Que se recicle,porque sino sera pasto de la polilla,este mismo invierno.

Anónimo .

Pregunto, editor, si pasas los mensajes insultantes, y luego dices que no toleras los insultos, ¿de qué vas?

Pienso que a los ausentes hay que dejarlos en paz, porque es de cobardes meterse con quien no puede defenderse. A mi el lobo me cae cojonudamente, la verdad, y creo que los que le atacan son uno o dos desdoblándose la personalidad, entre ellos un imbécil llamado Alberto Elvira, al que Karlas y Chinasky ya dejaron en su sitio. eSTE Alberto es experto en calumniar, ya lo hizo con Karlas en el diario del Sr. Trevijano.

Editor, me gusta leerte a ti, a maldito, etc., pero también me gustan algunos comentaristas que han dejado el diario, y es una pena que se las pases a los anónimos cizañeros, que estoy seguro de que son tres o cuatro sinvergüenzas jugándo a múltiples personalidades, unos de izquierda-sociata y otros medio fascistas. Yo pienso que algunos se han ido dolidos.

S.B.

cambio una trasnochada por otra .

Para un español que soñó con que sus hijos vivirían en una democracia, el artículo de Thomas Sowell publicado el 27 de octubre en la National Review es aleccionador. Si las señales de alarma de la calidad de la democracia estadounidense se encienden a los diez meses de actuación de la Administración Obama, qué quedará de la española después de años de tenerlas encendidas y de reponer las bombillas fundidas.

La reflexión del viejo profesor de Economía pone en guardia al pueblo americano sobre los peligros que para su democracia pueden tener algunas de las medidas que está tomando el Ejecutivo de su país. Expone como ejemplos que el Gobierno fija topes a las remuneraciones de los directivos de empresas privadas, controla a los bancos, recrimina a unos medios de comunicación y concede subsidios a otros –con lo que, seguramente, propiciará la predeterminación de sus contenidos informativos–, establece comités para aplicar tratamientos de supervivencia a enfermos terminales, distribuye en los colegios las proclamas presidenciales y hace regalos a los niños, instaura una policía nacional cuyos jefes serán nombrados por el Gobierno y revisa el proceder histórico de la nación. ¿A qué recuerda todo esto?

Sowell insta al pueblo americano a reaccionar antes de que sea demasiado tarde. No ataca las normas que contienen tales disposiciones, ni se le ocurre preconizar recursos al Tribunal Supremo para constatar la constitucionalidad de las normas. Apela al pueblo, a su sentido de la libertad, a que actúe según los valores en que se funda su organización política, reflejados en la Constitución de 1787, pues considera que su vigencia está en peligro. Se refiere a lo que reza en su preámbulo: "Nosotros, el pueblo de los Estados Unidos...". El pueblo.

y II .

Uno de los legados de la dictadura fue una sociedad sin clase política pero con buenos técnicos. Los partidos de izquierdas se dieron cuenta del vacío existente y se arrogaron el monopolio de la epistemología de la democracia, y, haciendo gala de su desparpajo habitual, lograron que sus teorías calaran en la opinión pública como el nuevo Evangelio democrático. A su vez, se habilitó un ámbito cultural constituido por las nuevas artes menores: la cinematografía de consumo, los reality shows televisivos y la propaganda política. Estos partidos, para magnificarse, se alimentaron de las capas sociales que había conformado el populismo franquista, nutridas de funcionarios, sindicalistas, obreros de empresas públicas y miembros de colectivos subvencionados, que constituirían el ariete de una sonora apostasía del régimen que los creó y surtirían la propaganda contra una derecha que, a su vez, servía de refugio a la élite económica y cultural, así como a católicos tradicionales, asociaciones cívicas y gente corriente que recordaba los horrores de la Guerra Civil. Esta división fue instrumentalizada por los partidos políticos con fines electorales, pero caló en la sociedad y la adscripción a las burocracias partidistas sustituyó a los valores ciudadanos que deben servir como cimiento de un régimen democrático.

Más errores: asumir que el establecimiento de la democracia se conseguiría con la simple puesta en marcha de nuevas instituciones, con partidos políticos y, sobre todo, elecciones. Se fiaba a la dinámica establecida por el funcionamiento de estos mecanismos el logro de una democracia "plena y avanzada". Hubo políticos que incluso osaron decretar el momento en que había acabado lo que se vino a llamar Transición, o lo que es lo mismo, el momento en que el pueblo español se hizo democráticamente maduro. Tal osadía sólo es concebible cuando la cultura política es ínfima, o lo que es lo mismo, cuando se registra una falta de conciencia colectiva de ciudadanía, o, por otra parte, desde una absoluta carencia de escrúpulos.

y III .

Más errores: asumir que el establecimiento de la democracia se conseguiría con la simple puesta en marcha de nuevas instituciones, con partidos políticos y, sobre todo, elecciones. Se fiaba a la dinámica establecida por el funcionamiento de estos mecanismos el logro de una democracia "plena y avanzada". Hubo políticos que incluso osaron decretar el momento en que había acabado lo que se vino a llamar Transición, o lo que es lo mismo, el momento en que el pueblo español se hizo democráticamente maduro. Tal osadía sólo es concebible cuando la cultura política es ínfima, o lo que es lo mismo, cuando se registra una falta de conciencia colectiva de ciudadanía, o, por otra parte, desde una absoluta carencia de escrúpulos.

Otro error: embarcarse en la confección de una Constitución que, en su parte orgánica, carecía de la más elemental de las prudencias. Se creaba una organización territorial delirante que no tenía justificación desde ningún punto de vista, ni social ni histórico. Todo procedía de un ingenuo intento de atraer a partidos nacionalistas sin arraigo social mayoritario al consenso constituyente. La instauración de un Estado siempre por acabar tampoco tiene precedente en el Derecho constitucional comparado.

y IV .

La instauración del denominado Estado de las Autonomías trajo como consecuencia la creación de clientelas territoriales que, para subsistir, necesitan habilitar artificios secesionistas: hechos diferenciales, idiomas, banderas, parlamentos, leyes y un sinfín de originalidades que, con el paso del tiempo, han fraccionado de iure y de facto el poder del Estado. La historia demuestra que no hay vacíos de poder: los agujeros se llenan de inmediato. Tenemos ejemplos recientes en los territorios de la antigua Yugoslavia y en los de la Unión Soviética. Esos espacios quedan en manos de poderes fácticos controlados por oligarquías o cleptocracias, y dan lugar a la proliferación de prácticas gansteriles, lo que, de paso, provoca que la parte más capacitada de la sociedad afectada huya del ejercicio de la política activa.

La ruina de sus instituciones es la prueba de la caducidad de la Constitución de 1978: se ha llegado al punto de que incluso se exige públicamente a sus integrantes que respondan a los intereses del partido que los nombró. La prevalencia de prácticas leninistas, como la férrea disciplina de partido, y la ausencia de referencias éticas desproveen de representatividad a las Corte Generales, y las leyes que emanan de ellas no tienen más auctoritas que las normas producidas mediante el ejercicio de la potestad reglamentaria del Gobierno.

Los males que aquejan a nuestra querida patria provienen, en gran medida, de su organización política; y digo "en gran medida" porque la condición sine qua non para el ejercicio de la democracia es la existencia de una sociedad con un nivel de conocimiento que le permita, al menos, poder distinguir la verdad de la mentira. El pueblo español debe aprender de sus errores. Vivir en democracia, como previene Chesterton, es algo más que un deseo: es el permanente ejercicio de una actividad, de una vigilia colectiva para impedir que aquellos a los que se ha encargado el ejercicio del poder abusen de él.

La sociedad española es la única culpable de sus desdichas. Culpable, in vigilando, de su ruina, con el concurso doloso de gran parte de su clase política. La patología que nos preocupa ha alcanzado a su norma fundamental de convivencia: la Constitución de 1978.

cambio obligado .

http://revista.libertaddigital.com/la-ruina-de-la-constitucion-de-1978-1276237135.html

Peter .

Contrariamente a la difundida mitología de izquierda, las formas políticas democráticas y dictatoriales se suceden y se generan recíprocamente, sin intervención de la ciudadanía a la que le dijeron que era soberana, y se lo creyó. Las dictaduras no llegan al poder después de haber vencido a los explotados insurrectos en el curso de luchas callejeras: son las democracias y todo el movimiento reformista (político y social) quienes vencen a los revolucionarios, con las armas y el timo electoral que además los divide. Quien hace de la reacción militar el coco, como si se tratara de la única forma de contrarrevolución, debe reflexionar sobre el hecho de que no se derrota al proletariado sólo con la acción militar. Únicamente cuando el proletariado está ya vencido socialmente la contrarrevolución se torna militar y por lo tanto violenta. El fascismo italiano es buen ejemplo, se enfrentó a los trabajadores agrícolas e industriales, mas triunfó sólo después de que aquellos se hubiesen divididos por las votaciones, por los intentos de conciliación de los socialistas y por la intervención material del Estado democrático.

Las dictaduras no caen bajo los disparos de las masas por fin amotinadas contra la tiranía. Ceden por sí solas el puesto a la democracia. En Italia fue el propio régimen quien retiró los poderes al “dictador” Mussolini, quien decidió un retorno progresivo a la democracia, tomando contacto a tal fin con los partidos de la oposición hasta entonces proscritos y abriendo negociaciones con los Aliados para dejar listo el cambio. En el 45, en Alemania, fue la derrota militar la que hizo caer el régimen, que los Aliados sustituyeron por sus propios dirigentes, tanto en el Este como en el Oeste, antes de que los dirigentes “nacionales” retomasen las riendas del poder. En 1975, en Grecia, la caída de Chipre y la presión americana obligaron a los coroneles a dejar el puesto a los demócratas que esperaban su turno en el exilio y que fueron, naturalmente, a ocupar su nuevo puesto. Algo similar ocurre en Portugal y España, donde el propio dictador nombró con descaro a su sucesor. En tiempos más recientes, algunas facciones de poder en países como Chile, Filipinas o Sudáfrica han comprendido que la vieja fórmula política no se sostenía ya y han tomado la iniciativa de un cambio de régimen para volverlo más “suave”, proceso todavía en curso. A pesar de, y gracias a algunas oposiciones aún presentes, la puesta en marcha de una democratización progresiva, controlada y más racional se puede considerar ya imparable.

http://ulpilex.es/Vitruvius/

Anónimo .

Cuidado con estos pájaros de la Sinagoga Digital, son una cofradía de Marranos al servicio del Becerro. Su patriotismo es Falso. Su función no es otra (no ven la pasta que manejan) que exacerbar las diferencias entre las dos facciones artificiales “de centro”, y entre el nacionalismo centrípeto y los nacionalismos centrífugos, así como demonizar todo lo que no se incline ante el “Mercado”. Los Poderes Fácticos necesitan mantener a España en un permanente conflicto interno, (se hacen con el Control Mental de las facciones y promueven la División), y a su población en un estado de analfabetismo funcional. Sus recetas económicas son Neoliberales, esto es, al servicio de la Banca Internacional. Y su orientación geopolítica es el Sionismo. ¡El problema no es la Contitución del 78!, el problema es mucho más viejo y más gordo.


¡Tómenlo, o déjenlo!

http://www.youtube.com/watch?v=MqDW76SRklQ&feature=PlayList&p=3007B72C2E73F9A1

Erich Hartmann

Anónimo .

GENTUZA,O SIMPLEMENTE DETRITUS ORGANICOS TOXICOS.

Paso a menudo por la carrera de San Jerónimo, caminando por la acera opuesta a las Cortes, y a veces coincido con la salida de los diputados del Congreso.
Hay coches oficiales con sus conductores y escoltas, periodistas dando los últimos canutazos junto a la verja, y un tropel de individuos de ambos sexos, encorbatados ellos y peripuestas ellas, saliendo del recinto con los aires que pueden ustedes imaginar.
No identifico a casi ninguno, y apenas veo los telediarios; pero al pájaro se le conoce por la cagada.
Van pavoneándose graves, importantes, seguros de su papel en los destinos de España, camino del coche o del restaurante donde seguirán trazando líneas maestras de la política nacional y periférica.
No pocos salen arrogantes y sobrados como estrellas de la tele, con trajes a medida, zapatos caros y maneras afectadas de nuevos ricos.
Oportunistas advenedizos que cada mañana se miran al espejo para comprobar que están despiertos y celebrar su buena suerte.
Diputados, nada menos.

Sin tener, algunos, el bachillerato.
Ni haber trabajado en su vida.
Desconociendo lo que es madrugar para fichar a las nueve de la mañana, o buscar curro fuera de la protección del partido político al que se afiliaron sabiamente desde jovencitos.
Sin miedo a la cola del paro.
Sin escrúpulos y sin vergüenza.

Y en cada ocasión, cuando me cruzo con ese desfile insultante, con ese espectáculo de prepotencia absurda, experimento un intenso desagrado; un malestar íntimo, hecho de indignación y desprecio.
No es un acto reflexivo, como digo. Sólo visceral. Desprovisto de razón.
Un estallido de cólera interior.
Las ganas de acercarme a cualquiera de ellos y ciscarme en su puta madre.

....

Anónimo .

....

Yo no elijo cómo me siento. Cómo me salta el automático.

Algo debe de ocurrir, sin embargo, cuando a un ciudadano de 57 años y en uso correcto de sus facultades mentales, con la vida resuelta, cultura adecuada, inteligencia media y conocimiento amplio y razonable del mundo, se le sube la pólvora al campanario mientras asiste al desfile de los diputados españoles saliendo de las Cortes.

Cuando la náusea y la cólera son tan intensas.

Eso me preocupa, por supuesto. Sigo caminando carrera de San Jerónimo abajo, y me pregunto qué está pasando.
Hasta qué punto los años, la vida que llevé en otro tiempo, los libros que he leído, el panorama actual, me hacen ver las cosas de modo tan siniestro.
Tan agresivo y pesimista.
Por qué creo ver sólo gentuza cuando los miro.

Por qué, de admirar y respetar a quienes ocuparon esos mismos escaños hace veinte o treinta años, he pasado a despreciar de este modo a sus mediocres reyezuelos sucesores.

Por qué unas cuantas docenas de analfabetos irresponsables y pagados de sí mismos, sin distinción de partido ni ideología, pueden amargarme en un instante, de este modo, la tarde, el día, el país y la vida.

**Quizá porque los conozco, concluyo. No uno por uno, claro, sino a la tropa. La casta general.
Los he visto durante años, aquí y afuera.

*Estuve en los bosques de cruces de madera, en los callejones sin salida a donde llevan sus irresponsabilidades, sus corruptelas, sus ambiciones.

Su incultura atroz y su falta de escrúpulos.

*Conozco las consecuencias.

Y sé cómo lo hacen ahora, adaptándose a su tiempo y su momento.

Lo sabe cualquiera que se fije.

****A mi,me produce la misma sensacion de repugnancia.
El ver a esta gentuza,en cualquier lugar,en cualquier sitio,es ver mierda en estado puro,escoria,residuos,despojos organicos.
Hasta me dan arcadas.

Anónimo .

Cada día lo tengo más claro.

Hay unos cuantos personajillos que nacieron pobres,moriran pobres (heredar un maltrecho piso no te hace ser rico…),que cobraran del pienso del Estado,o que currarán todos sus putos días;unos desgraciados,que intentarán aparentar éxito social con un transporte privado de 5 metros reluciente.

O como su ausencia de tiempo libre,o aunque lo tengan,los del pienso;para ocuparse por hacer felices sus días y los de los suyos,los de todos… pero pese a todo,defenderán a esa gentuza, a esa clase que algún día LES ACOMPLEJO.

Delictivo.

Anónimo .

La misma Cofradia de Marranos,y la misma tecnica que en la Sinagoga Digital;falso patriotismo y servilismo al Mercado Internacional, la utilizan tambien,en Telemadrid.

Anónimo .

unos cuantos personajillos?, ó es un fenómeno tan universal en el que tu mismo te puedes encontrar?.Los hay que lo viven sin complejos, otros los tienen en grado patológico.El complejo no te abandona por lo mucho que puedas tener.¿Donde está el límite?.El humano no tiene complejos si se atreve a encarar su libertad. Entre los españoles, los hay más ó menos individualmente libres.Lo que no tenemos es libertad política; políticamente no somos libres, aunque la mayoria tiende a creer que si. Confúsamente.
saludos,
Lajos

Anónimo .

Febrero de 2008.

El discurso de los nazis cada vez es más nítido, cada vez lo pueden ver más personas; de hecho cada vez se demuestra más que lo ven muchos millones de personas, pero es necesario aprender a expresarlo de formas diferentes para que conciten el acuerdo social a la altura de las circunstancias históricas que vivimos.

Lo que pretenden los nazis hispanos que nos han tocado en la tómbola de la vida, es destruir todo nexo entre las personas, todo afecto, todo sentimiento, toda empatía, toda conciencia RACIONAL de nuestra inevitable existencia social, en comunidad, en familia, en grupo de amigos. Resumiendo, quieren erradicar el AMOR humano como sea y donde sea.

Utilizan para ello todo el instrumental que la tecnología y el poder político que esta etapa civilizatoria pone en sus manos. Pero precisamente se trata de destruir la civilización tal como la hemos venido conociendo hasta ahora, no sólo en el plano político que ya lo han hecho, también en el social y particularmente en el personal. Por eso se dirigen a los niños, por eso están en contra de una institución como la iglesia difusora de valores milenarios o por eso tratan de meter lenguas y basura de todo tipo en la educación de los futuros adultos. No atacan a la Iglesia como ”institución política”, sino por su innegable unión social y por su labor “colectivista”.

Esta gente quiere que nos quedemos hipnotizados viendo cómo nos destrozan la vida, por eso aluden al “odio” del que protesta, pretendiendo que nuestro más elemental e irracional instinto de supervivencia se reduzca a un sentimiento “censurable”, lo mismo que nos cuentan que nuestro sexo es una opción “personal”. Esto se puede ligar con los temas de la vida y la muerte, con la eutanasia y la eugenesia, a la que tan aficionados se han vuelto estos neonazis gubernamentales, y con toda la basura de mentiras, ocultaciones de los hechos o patrañas que cada día ponen en funcionamiento a través de los más diversos medios bombardeadores de la opinión pública.

Y si bien está claro que no van a conseguir sus propósitos porque ni la vida ni la sociedad ni la historia permitirán a un grupo de salvajes controlarlas, también está claro que van a presentar batalla INCLUSO a través de las armas para tratar de transformarnos en muñecos a sus órdenes; eso es un viejo sueño de los “nazis” que en la historia han sido, y ha supuesto siempre un sueño de escaso recorrido, aunque para el ser humano pueda durar algunos años.

Pase lo que pase, los interesados en plantarles cara serán millones de personas y lo que deben empezar a hacer esos ciudadanos y sus organizaciones avanzadas, es procurar tener a las fuerzas armadas españolas en su bando, porque al final, este tipo de cuestiones se resuelven por las armas y de ninguna otra forma.

Y a la Iglesia hay que decirle que se libre de los “oficiales” enemigos en su seno si quiere que la defendamos, porque si no es así se va a tener que defender ella sola que ya es mayorcita.

24 DE FEBRERO DE 2008 20:12:00 CET

J.L.Barreiros .

http://marcapola123.blogspot.com/search?q=el+principio+del+fin

Anónimo .

..Tranquilos que esto está chupao, no hay que hacer nada de momento porque todo sigue el curso previsto: peleas de partidos e instituciones al margen de las necesidades ciudadanas, que incrementarán paulatinamente la mala leche del personal, aunque en términos menos vulgares diríamos elevará el nivel de conocimiento popular acerca de la política; justamente esto último, lo único necesario para arreglar la Nación y requisito sinequan se puede empezar a pensar en otras cosas. Será durante unos meses, porque una vez que empieza las cosas van muy rápidas… y, somera o tímidamente, ya ha empezado. El nivel de conciencia político es muy bajo hablando por término medio y en la actualidad. No subirá más de donde está, hasta que la calle no haga de escuela, no hay otra forma de aprender en estas condiciones. Pero una vez desencadenadas las acciones, la escuela actuará a la velocidad del AVE. No hay ni habrá respuesta desde la política oficial, sólo escaramuzas, tal vez elecciones para entretener y enseñar más lecciones al público, nuevos engaños y al final una resistencia casi anecdótica. La gente, una vez que comience el baile, deberá elegir a sus representantes de la forma que inventen y con los nombres que gusten, a partir de sus objetivos inmediatos y aparecerán miles de líderes que deberán encontrar la fórmula para la representación social y política. Está todo controlado y previsto desde los centros internacionales del Nuevo Poder de los Ciudadanos Mundiales..
19-3-09

Artículos anteriores

Clásicos más leídos de todos los tiempos