DIÁLOGOS INTERGENERACIONALES

Nieto: Abuelo, ¿ por qué dices que en España no tenemos democracia?

Abuelo: Porque eso es lo que creo: no hay democracia.

N.) Pues mi “profe” de sociales dice que somos una democracia de monarquía parlamentaria y un estado social y democrático con derechos y libertades similares a los paises mas avanzados de Europa o América. Que elegimos a nuestros representantes en elecciones libres
cada cuatro años. Que la soberanía es del pueblo español en su conjunto. Y que no hay ningún poder superior al pueblo

A.) Tu “profe” dice lo que dice, porque una de dos: o se lo cree y está equivocado; o peor aún, sabe que miente, pero enseña lo que le ordenan o sugieren como “políticamente correcto”, porque si enseñara la verdad, cree (y está en lo cierto) que correría el riesgo de ser marginado. Pero tú, que ya tienes quince años, debes hacerle preguntas incómodas para tratar de averiguar la verdad.

N.) ¿Qué preguntas puedo hacerle, abuelo?

A. Por ejemplo: “ Profesor: si tenemos una democracia avanzada, similar a las de otros países europeos, ¿cómo es que el Jefe del Estado, no es elegido por los ciudadanos y que incluso debe cargo a que hace muchísimos años (cuarenta, aproximadamente) fue designado para sucederle por el anterior Jefe del Estado, que era un dictador, Franco?” O bien: “Profesor,:si Vd. elige a sus representantes en el Congreso o el Senado, ¿me puede decir el nombre de sus representantes?. Y muchas otras preguntas que ya irás deduciendo después.

N.) Pero abuelo, es que hay democracias como en Inglaterra, Suecia, Dinamarca, en las que un mnarca es Jefe del Estado, y tampoco es elegido, sino que a los padres les suceden sus hijos. Además, nuestro Rey ya fue elegido en cierta forma, cuando en 1978 fue aprobada la Constitución en referéndum por mayoría de votos. Y en ella se establecía que España era una Monarquía. Así es que al votar la Constitución, es como si lo hubieran elegido.

A.) Sí, esos son los argumentos al uso para tratar de justificar lo injustificable. En primer lugar esos países que dices son monarquías y el Rey tampoco se somete a elecciones. Por tanto, no son del todo verdaderas democracias. Y, si bien la supuesta legitimidad de sus monarcas la buscan en su historia o en Leyes antiguas, todo ello no son más que justificaciones poco “democráticas”. En todo caso, no “chirrían” tanto como la nuestra, que trae su origen inmediato en la voluntad de un dictador.

En cuanto al argumento de la legitimación real por el voto afirmativo de la mayoría al aprobar la Constitución en 1978, es otra falacia de grueso calibre: Los españoles de entonces acababan de salir de una larguísima dictadura y la Constitución, tras un “bombardeo” masivo de publicidad, parecía que representaba la incorporación a la Europa democrática. Así que hubieran votado casi cualquier cosa que se les hubiera presentado como homologable con las demás democracias. Por eso se votó afirmativamente todo aquello que los políticos, supuestamente demócratas, metieron en ella ; todo en un “pack” como decís ahora: lo bueno, lo malo y lo peor. Y ese “pack” o paquete, era como el dicho de las lentejas, “si quieres las tomas , o si no las dejas”. Y las tomamos algunos sabiendo, y la mayoría sin saberlo, que a la larga aquello podía resultar un “bodrio”, como ahora se está viendo. Hasta yo mismo voté “si”.

N. Así es que no tenemos democracia según tú crees. ¿Que otras cosas además de lo que dices puedes añadir para demostrarlo?

A.) Mira: si en un Estado, su más alta autoridad, como es el jefe del mismo, no es elegido democráticamente, ello sólo basta para cuestionar primero, y negar después, que tal Estado sea una democracia auténtica. Pero es que, si nuestra supuesta democracia se basa en la Constitución de 1978, como te han enseñado, esa Constitución es asimismo una Ley (o ley de leyes, como le gustará sin duda decir a tu profesor) inútil y contradictoria, que tan pronto afirma que consagra la igualdad de todos como en otro momento, y para personas “especiales” ( y por tanto no “iguales” a los demás) , niega la cacareada por todos los políticos profesionales igualdad. Lee, lee, el artículo 57 donde se establece la sucesión del Rey. Verás amontonadas las desigualdades a favor del varón sobre la mujer. Por ejemplo: al Rey actual, le sucederá supuestamente su hijo, pese ser el tercero por edad. Y, aunque se habla hace muchos años de reformar ese farragoso e ininteligible, para casi todos, artículo para restablecer la igualdad de hombre y mujer, ello no será óbice para que el heredero actual lo siga siendo y, por tanto, afirmándose la desigualdad. en perjuicio de sus hermanas. Pero todo esto es “pecata minuta” en comparación con otras incongruencias y contradicciones que se dan, tanto de hecho como de derecho. Si se cumplieran estrictamente las previsiones constitucionales, se podía afirmar que todas las leyes que se aprueban por el Congreso y el Senado, son inconstitucionales y, por tanto, inválidas o nulas.

N.) ¡Hala, abuelo! ¿Cómo puedes decir eso, si las leyes la aprueban los diputados y senadores, y éstos son los legítimos representantes de todos los españoles al haber sido elegidos mediante el voto democrático en unas elecciones? ¿Me lo quieres explicar?.

A.) Te lo explico. Y como preámbulo, te diré que en tu pregunta hay varias afirmaciones que son las que te enseñan, erróneas. Afirmas que las leyes las aprueban los diputados y senadores. Primer error. Que estos son los legítimos representantes de todos los españoles. Segundo error. Que han sido elegidos mediante el voto democrático de los españoles. Tercer error.
Y ahora, si quieres, te explicaré por qué tus afirmaciones son erróneas, Y que estos errores son comunes a la inmensa mayoría de los ciudadanos, porque es lo que la propaganda de los políticos, y el “bombardeo” informativo de los medios de comunicación, mediatizados por el poder político o económico, les repiten constantemente. De forma que tales mentiras vienen a ser la “verdad” aparente, pero falsa.

N.) Estoy deseando oir tus argumentos. Pero poco a poco. Comienza por explicar cómo es posible que digas que las leyes no las aprueban los diputados y senadores, cuando tantas veces hemos visto en la “tele” como las votaban.

A.) Cierto. Vemos en televisión como los miembros de las Cortes Generales votan la leyes. Pero las leyes son elaboradas siguiendo las directrices y órdenes de la dirección del Partido que gobierna. Es una pequeña minoría, cuando no una sola persona, el Gran Jefe, quien decide como ha de ser la ley. Y una vez elaborada y “consensuada”, con otros partidos o grupos en caso de necesitarlo, si no dispone de suficiente mayoría, es cuando se somete a votación de diputados y senadores. Y éstos SIEMPRE deben votar, y así lo hacen, lo que la cúpula o el Gran Jefe, deciden que han de votar. Por lo tanto, quienes de verdad hacen las leyes son una pequeña minoría de dirigentes, que luego, no es que sometan a la consideración de los parlamentarios si deben ser o no aprobadas, sino que ordenan a éstos lo que deben votar. Y ellos obedecen fielmente, pues, si no, serían excluidos de la actividad política, arrojados a las “tinieblas exteriores”.

Por tanto, es la dirección partidaria quien hace las leyes aunque formalmente parezca que son las Cortes Generales; pero como puedes colegir si lo observas bien, los diputados o senadores lo que hacen es refrendar con su voto lo que otros, sus jefes, han decidido previamente.

N.) Luego dices, abuelo, que es erróneo afirmar que los parlamentarios, diputados o senadores, sean los legítimos representantes de todos los españoles. ¿Cómo es eso posible, si son elegidos por el voto de éstos, precisamente para representarnos en las Cortes Generales, Congreso y Senado?

A) Por parecidos argumentos a lo que digo antes. Porque creer que el voto de los electores es el que decide quienes serán diputados y senadores (y cabe decir los mismo para todos los cargos mediante elecciones) en España, es pura ilusión y engaño. No: el voto lo único que hace es refrendar a aquellos que la Alta Dirección partidaria –esta si– ha elegido previamente. Veamos: ¿acaso los ciudadanos, participan de alguna forma en la elaboración de las listas presentadas? No, ni participan en ello, ni siquiera saben cómo, por quién o por qué criterios se elaboran. La dirección de los partidos o, en ocasiones, la omnímoda voluntad del Gran Jefe es quien decide quiénes irán en las listas y en qué lugar más o menos preferente, irán situados los nombres de los que luego obtendrán el refrendo de los votantes. (el refrendo, no la elección). Además, tales listas son cerradas; es decir, que ningún otro nombre se pueda incluir o retirar de ellas; y además bloqueadas, o sea, que el orden en que van situados los incluidos, tampoco puede ser cambiado.

De ésta guisa, como el diputado electo, debe su acta .al “presentante” (su jefe), es por ello re-presentante del mismo. Y puede verse de forma nítida cuando se vota en cualquier elección parlamentaria, en que todos los miembros de un grupo de diputados votan, como si se tratara de uno solo, aquello que el jefe del grupo parlamentario les ha ordenado. Y si alguno, se atreviera a disentir y votar en forma distinta, sería rápidamente apartado o expulsado del partido. E incluso la Alta Dirección partidaria sostiene, en tales casos, que el diputado “díscolo” cuando no “traidor”, debería devolver su acta al partido. Ve hasta dónde llega las desfachatez: el partido, es decir sus jefes, están convencidos de que el acta de diputado les pertenece, y pueden destituir a su coyuntural poseedor. Si en realidad fuera un verdadero representante de la ciudadanía, solo los representados –los ciudadanos– tendrían ese poder (y así sería en un régimen verdaderamente representativo), de igual modo que sólo el mandante, –representado en sentido jurídico– puede retirar su representación al mandatario o representante. Por ejemplo, al abogado que representa a su cliente en un juicio le puede ser retirada su representación si el cliente estima que la actuación de éste no le conviene. Por ello, creo que resulta claro que los parlamentarios NO SON representantes de los votantes, pues que solo representan a quien los presenta, es decir, a su mandante. Y tampoco son elegidos democráticamente mediante el voto electoral, ya que el voto únicamente refrenda la elección autocrática (no democrática) realizada por un pequeño grupo, la dirección del partido, cuando no por la sola voluntad de su Jefe Supremo.¿Comprendes todo esto? ¿Estás, o no, de acuerdo?


N.) Si, en general creo que lo entiendo, aunque hay cosas que se me escapan. No sé si estoy de acuerdo o no, por ahora, tengo que pensarlo más despacio, pero si es cierto que lo veo de forma distinta, por lo menos, no estoy nada seguro de que aquello que se nos enseña sea tan cierto como hasta ahora creía


A) Mira, te voy a poner un ejemplo de la falta de democracia, cabe decir inconstitucional, dentro de los partidos políticos. Según el artículo 6 de la llamada pomposamente por los “profesionales”, es decir políticos de la partitocracia, Carta Magna o Constitución, estos, –los partidos– “expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política..... Su estructura y funcionamiento interno deberán ser democráticos”. Eso dice la norma, pero... nada más falso. Todo el mundo sabe que que el funcionamiento interno es absolutamente autocrático;
En unaocasión hace ya muchos años, cuando el ex presidente González, decidió que no iba a ser candidato, “nombró democráticamente” ¿...? al Sr. Almunia para “sucederle”, pero queriendo aparentar un democrático funcionamiento interno de su partido, decidió a su vez, que se harían unas primarias para elegir al candidato a la “sucesión”. Se presentaron dos, Borrell y Almunia, y contra la voluntad del Gran Jefe, fue Borrell el elegido por los militantes. Pero.... , finalmente fue Almunia el candidato según la omnímoda voluntad del Presidente y Gran Elector y burlando la decisión de varios millares de miembros del partido. ¿Cómo? Por una intensa y “democrática” labor de zapa interna hasta lograr la dimisión del candidato elegido por las bases. Las maniobras para apartar a Borrell, fueron de lo más sucio, denigrante y antidemocrático que se recuerda en el “funcionamiento” interno del PSOE. Jamás ha vuelto a hablarse ni en ése o cualquier otro partido de “primarias” internas. Ésa es la verdadera democracia de los partidos. Una auténtica vergüenza.

N.) Pero hay una cuestión de lo que decías antes, que me parece muy fuerte y fuera de la realidad. ¿Por qué dices que todas las leyes aprobadas por el Congreso y el Senado, si se cumpliera la Constitución, serían nulas? . Eso parece una cosa exagerada y fuera de lugar.

A.) Pero no lo es. Fíjate que el artículo 67.2 de la Constitución, dice que los miembros de las Cortes Generales, es decir, diputados y senadores, no están ligados por mandato imperativo. Esto debería significar que al discutir, enmendar, o elaborar las leyes, deben hacerlo, conforme a su criterio y saber, sin sujeción a directrices, sugerencias u órdenes, (es decir, mandato) de partidos o personas. Pero ¿cuál es la realidad? La realidad es que una vez presentados los proyectos de ley por el Gobierno, los diputados y senadores del partido o coalición gobernante, siguen estrictamente las directrices y órdenes del jefe de su grupo parlamentario, que incluso mediante gestos o señales previamente convenidas, indica el “si” o el “no” de lo que deben votar, pudiendo ello ser visto por la ciudadanía, en algunas retransmisiones televisadas. Bien, pues si alguna vez votan de forma distinta a la ordenada, el parlamentario será acusado de “tránsfuga” (lo que es cierto en casos, en que “vende” su voto a un grupo o partido distinto, para obtener prebendas muy superiores a las que puede obtener en el suyo, actuando así de forma corrupta e inmoral). . Pero incluso aunque lo haga porque actuando con la libertad que le concede la Constitución, sin sujeción al mandato y “en conciencia” no puede votar aquello que le es ordenado, será pronto arrojado o expulsado de su partido, con lo que se subvierte o anula la esencia de la prohibición de mandato imperativo, siendo éste por el contrario, el que rige en la totalidad de las normas aprobadas por las Cortes Generales. Por ello decía que si se cumplieran estrictamente las previsiones de la Constitución, las normas aprobadas así, devienen nulas de pleno derecho, pues los supuestos representantes de los ciudadanos, no han ejercido con libertad la representación de estos cuando las votaban, sino coaccionados u ordenados imperativamente por el partido al que deben su cargo, que es al que de hecho, representan.

N.) Abuelo, a mi pese a esto que dices, me sigue pareciendo que las leyes aprobadas no pueden ser nulas porque vemos que los parlamentarios, se reúnen y las discuten muchas veces antes de ser aprobadas y al final, es lógico que si las ha presentado el Gobierno, los parlamentarios del mismo grupo que son los que apoyan a éste, las voten todos ellos. Así creo que ocurre en todos los parlamentos de los paises democráticos.

A.) No, no ocurre así en todos los parlamentos. En el Congreso y el Senado de los EE.UU., en ocasiones en que los proyectos presentados por el Gobierno, son controvertidas y polémicas, salen derrotadas por muchos votos de los propios congresistas o senadores del partido gobernante, dándose la aparente paradoja de que algunos de los del partido de la oposición votan a favor. Y no ocurre nada por ello, La libertad e independencia de aquellos congresistas y senadores no tiene nada que ver con la absoluta dependencia de nuestros pseudo-representantes. Y si bien es cierto y lógico que estos voten las propuestas presentadas por el Gobierno la mayoría de las veces, puesto que se presume que son ideológicamente afines, no sería menos lógico que en ciertas ocasiones, algunos de ellos disintieran y votaran “en conciencia” de forma distinta sin que por ello ocurriera nada.
Fíjate lo ocurrido casi ahora mismo, con la controvertida Ley del Aborto: hay diputados del partido que gobierna que incluso presumen de su catolicismo, como el presidente del Congreso, que sin embargo, votan a favor del Gobierno, haciendo verdaderos malabarismos dialécticos para justificar su postura, contraria a la moral de su iglesia. Y al contrario, otros parlamentarios de la oposición pese a su proclamado agnosticismo o ateísmo, votarán en contra y conforme a la línea que les marca su partido afín a la mas pura ortodoxia católica . Si esto lo hicieran por estar convencidos de que es lo que deben hacer, pues estaría muy bien, pero no, lo hacen porque así lo ordena la dirección partidaria aunque tengan que violentar sus propias convicciones. Es denigrante.

N. Entonces ¿no crees que los parlamentarios votan según su conciencia y con plena libertad?

A.) En absoluto. Mira, esto se ve claramente cuando en ocasiones por los motivos que sean, a la Alta Dirección partidaria no le interesa marcar una línea ni por tanto ordenar lo que deben votar, llegan a decir con total desfachatez, que “dan libertad de voto” o le dicen que “voten en conciencia”, a sus parlamentarios sin indicarles lo que deben hacer. Resulta clarísimo que si en tales ocasiones –muy pocas-, “conceden” graciosamente la libertad de voto, en las demás, -la gran mayoría- , no existe tal libertad, si no sometimiento a sus órdenes, voto cautivo, no libre. Y voto incluso contra “su conciencia” pues a “contrario sensu” si siempre lo hicieran conforme a ella, no tendría sentido que en esas pocas ocasiones, les recordaran que (ahora si), voten sin violentarla. (Aquellos que aún la conserven)..

N.) Hay algún otro motivo, abuelo, por lo que creas que no hay democracia en España?.

A.) Hay muchos otros, que sería muy prolijo enumerar y explicar, pero voy a hablarte de uno fundamental. Para que haya verdadera democracia, además de lo dicho, y sobre todo ello, debe haber separación e independencia de los poderes del Estado, Eso es absolutamente necesario y espero que estés de acuerdo, ¿no te parece?

N.) Claro que si, abuelo, pero según nos dicen en clase, en España, existen los tres poderes clásicos en las democracias, Ejecutivo, legislativo y judicial, que están separados y tienen independencia unos respecto a otros.

A.) Craso error. Podemos aceptar aunque solo sea a efectos dialécticos, la clásica división de poderes, ejecutivo, legislativo y judicial. Pero ¿separación e independencia entre ellos o de unos respecto a los otros? En modo alguno, ni hay separación, y mucho menos independencia. Espero poder demostrártelo. Y si lo hago, ¿convendrías conmigo en que por ello mismo (además de por lo que ya te he explicado), no existe democracia?

N.) Claro si me convences de que ello es así, habría que concluir que no la hay. Pero... ¿ como me lo vas a demostrar? Estoy deseando oirte?.

A.) Hablemos pues de la separación, cabe decir, inseparación de poderes y de la independencia, versus dependencia, de poderes En los realmente separados, el legislativo, hace las leyes, (que por lo dicho no hace, solo refrenda las que previamente una minoría del ejecutivo ha elaborado) ; y el ejecutivo, es decir el gobierno, las ejecuta, las hace cumplir. A su vez el judicial, como poder independiente, sanciona su incumplimiento. ¿ Crees que así debe ser?

N.) Así debe ser según la doctrina política clásica, si.

A.) Cierto. Ninguno de los tres poderes, debe tener potestad alguna ni interferir en la esfera que no le es propia. Diputados y senadores, no pueden ser a su vez miembros del poder ejecutivo, ni los miembros de éste, ser a la vez diputados o senadores, es decir, miembros del legislativo. Pero vemos que TODOS o casi todos los ministros y a su cabeza el Presidente del Gobierno, son a la vez diputados o senadores. A su vez , en cada crisis o remodelación del Gobierno, el presidente nombra nuevos ministros de entre los miembros del Congreso o del Senado. El intercambio, confusión, e inseparación de poderes es lo real y la separación, ficticia.
A su vez el supuesto gobierno del poder judicial, el Consejo General, está sometido, mediatizado y dirigido no ya por el poder ejecutivo, si no directamente por los partidos políticos, pues sus miembros, resultan nombrados según un sistema a-legal y fáctico de cuotas partidarias y previos acuerdos de los principales partidos, dándose la lamentable circunstancia de que tanto en el referido Consejo, (Órgano supremo de gobierno y por tanto administrativo), como en el mas alto órgano judicial, el Tribunal, el Supremo, los miembros de uno u otro Altos Órganos son conocidos generalmente como “los jueces o magistrados del PP, del PSOE, de CiU..., “, etc . La separación e independencia del Poder Judicial, es una triste caricatura de la realidad. Máxime, cuando además, el ejecutivo no contento con esto, nombra a la vez, un Ministro de Justicia del que dependen orgánicamente toda la Administración de justicia. Y ya se sabe que según el dicho popular: “el que paga, manda”.

Puedes ver que en otro Alto Órgano, cabe decir cuasi judicial, como es el Tribunal Constitucional, el sistema fáctico de cuotas partidarias y la falta de acuerdo de los partidos, determina que dicho tribunal lleve años sin renovar a una parte de sus miembros que han concluido su mandato hace mucho tiempo. . Asi, la autoridad y legitimidad del supremo intérprete de la Constitución, se halla ahora mismo bajo mínimos.

Si vemos que esto es así, ( y pocas dudas puedes tener, si lo observas atentamente incluso en los medios de comunicación pese a estar casi todos ellos mediatizados por los poderes incluso fácticos), debe concluirse que no hay verdadera democracia, si no mera apariencia de ella. Puede admitirse que en España, tenemos libertades si bien, ni siquiera todos pueden ejercerlas, pero ¿democracia? . No, no la tenemos. No se si estás de acuerdo.

N.) Abuelo, como tu dices tantas veces, , debo observar y pensar por mi mismo, y todo lo que dices ahora es extraño y nuevo para mi, contrario a lo que se nos dice en tantos medios y sobre todo en la enseñanza. Deja que lo piense, asimile y luego decida. Si como me has dicho otras veces, a la verdad solo se llega tras un proceso racional de observación, reflexión y separación de la hojarasca de la apariencia, del tronco y raiz de lo verdadero, eso es lo que haré ahora. Luego te diré si me has convencido.

A.) Muy bien, así debe ser, no te dejes convencer ni embaucar por la mera apariencia.


PATALETE

13 COMENTARIOS:

Peter Pan .

En uno de los últimos comentarios del post anterior, alguien sugiere la lectura de un libro, a 20€, pues bien, yo propongo, sin coste alguno, que bajéis el libro de Goytisolo “España y los españoles”, y así conocer, el que no lo conozca, la procedencia efectiva de nuestros males: la intransigencia impuesta por la Iglesia de San Pedro y el “tó pa mi” de los denominados “cristianos viejos” que, con mil caras han llegado hasta hoy.
De paso, y sin tampoco coste alguno, os podéis bajar dos discos de jazz para la merienda.
Espero que a nuestro entrañable amigo Mess no le ocurra nada que no se pueda resolver. Sabes que tienes amigos.
Por último referirme al comentario, que mas que comentario parece un deseo, del tal Abate Marchena que pronostica la desaparición de Ácratas. Ese “parece que ” puede traducirse por “deseo que”. Qué pronto se quiere matar la ilusión.
http://jcastguer.blogspot.com/

Pipi Calzoneslargos .

El profe de Sociales tiene razón, vivimos en una democracia. Mejorable, pero democracia. Llamarle partitocracia es una memez, los partidos siempre sernán necesarios en un sistema democrático, DENTRO del estado. Si se quedan fuera eso solo beneficiaría a los grandes emporios, al más puro estilo de las democracias bananeras, donde los liberales imponen su ley, con el respaldo del dinero detrás. Trevijano busca implantar el sistema americano, que es desastroso. Y es incongruente criticar la acción americana en Europa después de la guerra y a la vez defender el modelo americano, que es lo que hace Trevijano, que parece que ha descubierto la pólvora (es que me parto el culo al leer a los pedantes que tiene al frente de su diario, con ese tono doctoral, enmendando la plana, juasjuasjuas).

Lo de la financiación de la República Constitucional es una parida salida de la mente vanidosa de Trevijanus Rex. Veo que hay aquí anarquistas y hasta nacionalsocialistas: pues coleas, estoy seguro que compartís lo que digo, que eso de la financiación gratuita de las campañas es una memez, o una mentira. Estáis aquí porque se respira aire de libertad (digo yo que me pasará el censor esta crítica9) y porque os gusta escucharos, pero sabeis sobre todo los nazis que los partidos son indispensables (o el partido, OK). Y los anarquistas sabéis que vosotros negais los partidos pero también el poder, joder. No propugnáis la república constitucional del ricachón Trevijafeller.

Me gusta bastante esta página que he descubierto por azar, porque le zumba a los bancos y dice muchas verdades, pero la cagais en el asunto de la república trevijana. Ahí flaquéais, colegas. Y me parece que ya os dan más vida los anarcos y los nazis que vuestras propias arengas repúblicas.

En España hay democracia, aunque mejorable.

MESS .

Llamar democracia a lo que organiza políticamente España es malintencionado; y sería sin duda delictivo si hubiera Ley.

Aquí, en Ácratas, nadie pone en duda la legitimidad de la existencia de los partidos políticos, sino su acaparamiento de la política toda. Ningún español tiene derecho a expresarse políticamente si no lo hace a través de un partido político u otro. A veces, los partidarios llegan a mofarse de ese español que desea opinar políticamente diciéndole que "si no le gusta lo que hay, que forme un partido propio". La propia constitución lo expresa taxativamente, al pontificar que la libertad política de los españoles se manifiesta a través de los partidos políticos.

La consecuencia es que un ciudadano que desee expresar su opinión política y no comulgue con las supuestas ideologías de los partidos que existen no tiene posibilidad de ser representado. Es decir, que el régimen margina a sabiendas a todos los españoles que no se homologuen gregariamente alrededor de un partido político concreto. Así, quien piense que en España, por ejemplo, deben construirse nuevas centrales nucleares, pero debe prohibirse el despido libre, no tiene nadie que lo represente. Y, en general, suele votar como mal menor (o sea, vota para evitar lo peor) o simplemente no vota, y se desentiende de la política.

El español medio se desentiende de la política porque sabe que no tiene voz (y que su voto está corrompido, pues da carta blanca al partido votado para que haga con él lo que le venga en gana, aún traicionando las opiniones de los votantes y hasta los propios programas electorales). El español medio se desentiende (como cualquier humano inteligente) de todo aquello que no puede controlar y resulta socialmente perjudicial: de los terremotos, de los tsunamis, de las epidemias y de los partidos políticos. Y se limita a lamentar las consecuencias de tales desgracias incontrolables.

(...)

MESS .

(...)

El español no tiene representantes políticos en los diputados electos, ni aunque sean del partido de sus preferencias (dentro del arco parlamentario), porque los diputados a quien representan exclusivamente es a su partido, que les ordena (a mano alzada, con los dedos, el jefe de filas, lo que deben votar en cada ley o propuesta en el Congreso y el Senado). Y es el partido el que supuestamente "representa" a sus votantes; es la cúpula de la ejecutiva del partido la que interpreta lo que estos desean (es decir, hace encuestas para conocer la caída intención de voto ante todo un año de desmanes en la gestión política) a través de las herramientas de márquetin de masas.

Porque la representación política, como la de cualquier otro tipo, requiere la garantía del control facultativo permanente del representado a su representante. Si no, es otra cosa, aunque se intente engañar al ciudadano con palabrería formal. Nadie puede representar a otro en ninguna gestión concreta (como el voto ante una ley) si la opinión concreta de ese otro no es primero escuchada por el representante. Eso, que es obvio cuando pagamos la minuta a un representante en algún negocio o gestión (un abogado, un arquitecto, un intermediario, etc), el que el representado sea escuchado a cada paso de la gestión, no se cumple en el sistema político español.

El sistema político español está a caballo entre la dictadura de la que proviene sin ruptura (fue acuerdo, transición, pacto, consenso, todas palabras no democrñaticas, sino oligárquicas) y la verdadera democracia. De manera que llamar al Régimen Cocotero DEMOCRACIA es tan inexacto o tan injusto como calificarlo de DICTADURA.

Cualquiera que haya leído esto, y se sienta sorprendido o incluso insultado, y desee comprobar su veracidad, limítese a asomarse al otro lado de lo Pirineos (esos montes que siempre nos han separado de Europa) y eche un vistazo a lo que es una ciudadanía organizada y orgullosa de sí misma.

Cualquier país que vive más de 70 años seguidos en el oprobio de la dictadura franquista y del apaño postfranquista transicional cocotero NO TIENE CIUDADANÍA, sino habitantes: pueblo y casta dirigente; explotados y mangantes; corderos y perros pastores; votantes y mafias organizadas de corruptos.

La ausencia de toda reacción popular ante la crisis actual, que está destruyendo todo progreso acumulado en los últimos 30 años, demuestra lo que digo, lo que todos aquí sabemos.

Salud.

Pipi Calzoneslargos .

La verdad, Mess (censor?) es que me ha dado una respuesta excelente, que comparto en mucho, pero en mucho. Entiendo que llevan al extremo la democracia deficiente y la niegan. Bien, es coherente. Su respuesta me ha gustado. Me parece ejemplar.

Saludos

Anónimo .

Artículo 6.

Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la Ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.

Está claro. Un 30% nos quedamos fuera, de momento. Pero pronto seremos muchos más los marginados, conforme la gente despierte del sueño opiáceo.... hasta que ya no voten más que los asalariados del régimen, sus beneficiarios directos: políticos, empresarios, banqueros, funcionarios y explotadores por cuenta propia.

Vayamos poniendo a punto mientras tanto los instrumentos de filo y corte....

Anónimo .

El centrar el artículo en el Rey y la Monarquian y por esto deicr que no hay verdadera democracia me parece desperdiciar un artículo.
Espero que la continuación de razones de más peso.

Abate Marchena .

De adonde saca este Peter Pan de los cojones que estoy deseando que Ácratas desaparezca.
No seas falsario y no hagas juicios de intenciones sin conocer al juzgado.
Posiblemente tenga más de ácrata que toda tu estirpe, que aunque difiero de sus planteamientos idealistas por demasiado utópicos.
Esta semana he estado en la Asamblea de los trabajadores de la ATM en las Cocheras de Sant, Son muchos de la CGT, grupo escindido de la CNT y que tiene cada vez más implantación entre los obreros no apesebrados.
No me gustaría que volvieras a ofenderme.
Si Ácratas organizara algún día una reunión para debatir sobre la situación actual en algún lugar cercano a Barcelona, ahí me tendréis.
Hay que moverse en la realidad y dejar el "virtualismo" de la RED.

Serafín .

Sr. Pan, el descargarse el libro del Sr. Goytisolo es legal? Me gusta luchar para derrocar leyes pero me desagrada usar escaramuzas de ladronzuelo para evadirlas.
Sr. Mess me gustaría saber lo que está pasando con esos lapsus de tiempo en los que parece haber estado desatendido el Diario... y ya de paso ofrecerme en lo que está en mi mano para ayudar desinteresadamente.

Anónimo .

Me hace gracia el republicanismo que casi ralla en lo mesiánico o místico que se destila en este pais. Vamos por partes, que diría Jack el Destripador...

1. De qué República española se habla? De la del 31 al 39?, la que dejó vendida a España en manos de los golpistas fascistas?
2. Porqué la República, tan amada y querida por todos, o, mejor dicho, los políticos que la llevaron a la ruina y, por ende, al pueblo español, se "desintegró" los primeros días del golpe de estado del 36?
3. Hay que recordar a los lumbreras republicanos que el golpe FRACASÓ en las ciudades más importantes (Madrid, Barcleona, Bilbao, Valencia).
4. Porqué se desintegra el estado?, y el ejército? No sería que Azaña se encargó de cargarse cualquier posibilidad de un ejército jerárquico y organizado que hubiera podido controlar la sublevación en pocos días.
5. Esta es la República que se idealiza y mitifica?. La que a las primeras de cambio se pone a hacer la Revolución, se salta al ejército y da armas a los "milicianos?.
6.Vayanse a esparragar los republicanos de salón. En serio. En este pais NO HAY CULTURA POLÍTICA, NI PARTICIPATIVA. Solo hay un mensaje que usan los políticos de dividir la sociedad entre buenos y malos, es decir, desde las tripas. Asi, ni Monarquía, ni República ni nada.
7. Tenemos un modelo, ,un estado, una constitución, mal que bien, una democracia. Lo que no hay es ni voluntad, ni respeto para trabajar por todos, y eso se hace desde abajo, aprendiendo a convivir.
Ciao.

farmacólogo .

el auténtico negocio del Estado, con las farmaceuticas:

"Después del fiasco de la gripe A, que ya está de capa caída, a alguien se le tendría que caer la cara de vergüenza. Como eso casi nunca sucede espontáneamente, podríamos empezar a señalar con el dedo. Empezaremos por la prensa, que se fue animando cuando la cosa todavía estaba en México y acabó anunciando esta cepa de gripe como la pandemia más mortífera que habíamos conocido desde la peste bubónica. Luego iremos a por los gobiernos, nacional y autonómicos, a los que quizá les convendría fomentar este estado de alarma para distraernos de problemas más acuciantes, cuya solución sí estaba en sus manos. Y, naturalmente, las farmacéuticas: esos señores a los que tanto la histeria mediática como la sobrerreacción de los políticos ha venido de perlas (si no es que la han provocado ellos) para forrarse a costa del miedo. Todas esas caras deberían estar en el suelo. Podríamos pavimentar una calle con ellas."

forero99 .

Porque siempre que se habla de republica nos quieren comparar con la Segunda Republica Espanyola? Ya que se documentan tan mal, podrian por lo menos compararla con la primera para salir un poco de la rutina...De todas formas es realmente un elogio que el termino de "democracia" se asocie involunatariamente en las mentes de algunos lectores, con la idea de republica. Un avance, quiza no muy prometedor, pero un avance alfin y al cabo.

El lobo estepario .

Patalete, quien vota mil veces en tu contra seguramente sea la misma persona. Espero la continuación. Salud(os).

El "abate" tiene razón: la red tiene que suponer algo más que un estímulo. Deberíamos darnos los correos o quedar en algún punto concreto y dejar a un lado la paranoia de los espías partitocráticos.

Aquí no cometemos ningún delito, así que no hay que nada que temer.

Salud y acracia.

Artículos anteriores

Clásicos más leídos de todos los tiempos