ZAPATERO Y LA VELOCIDAD DE LA LUZ

Mientras Zapatero pide a los españoles que, en vez de preocuparse por la crisis financiera que asuela España, se larguen de vacaciones y consuman todo lo que puedan (aunque sea a base de dejarle una púa a Cofidis); y que usen el AVE si pueden o, si no, el automóvil familiar (aunque que no corran, no vayan a matarse —o peor, a lisisarse—, que alguien tiene que mantener al Gobierno de España), le llega al Presidente, por boca de Corbacho, su Ministro de Industria, la noticia de que los doctores en Física Dresher, de la universidad de Innsbruck, y Hoiser, de la compañía HPCC-Space GMBH, están trabajando sobre una teoría formulada por el científico alemán Burkhard Heim en los años 50.

—¡En los años 50, cuando los españoles llevaban alpargatas y yo mismo era aún sólo una posibilidad remota, aunque ya España me intuyera y me deseara! —se maravilla Zapatero, interrumpiendo a Corbacho, porque para eso es el Presidente.

—Los doctores alemanes esos, digo, aseguran que los viajes a velocidad muy superior a la de la luz son posibles. Y que están que no saben si irse ellos mismos de vacaciones o si seguir trabajando en el asunto hasta dar con la tecla.

—¿Y quién cojones es ese Heim? —pregunta Zapatero—.

—Fue, Presidente, fue... Heim fue un físico brillante y un filósofo. Y también el primer científico que dio en pensar en los principios de vuelos espaciales usando “un motor hiperactivo”—le contestamos desde Ácratas, porque eso Corbacho no lo sabe.

—¿Un motor hiperactivo? Huuuum... eso suena a concepto imponible—. Se relame el líder socialista, consciente de que el Estado entero está en ruina.

—El proyecto parece poco realizable a primera vista —dicen—; pero, en realidad, es una consecuencia de la combinación de la Mecánica Cuántica y la Teoría de la Relatividad General, dos teorías que se han mostrado incompatibles, hasta ahora, debido a las diferencias en la interpretación del espacio y del tiempo.

—Pues mientras no muestren más compatibilidad y más consenso entre sí esas teorías, serán completamente ajenas al imaginario de la clase política española nacida de la Transición; porque no reconocemos más relatividad que la relatividad moral; ni más asunto cuántico que el de cuánto me llevo de la caja, que la vida está muy cara— dice alguno, aunque no sé quién de los dos, si Zapatero o Corbacho; o quizá un bedel que pasaba por allí.

—Ya, claro, claro... "Heim utilizó el concepto de gravitación como manifestación de distorsiones en la “trama” del espacio—tiempo de Einstein, con la diferencia, sin embargo, de que aquél sugirió que todas interacciones fundamentales deben ser consideradas como una manifestación del sistema completo de dimensiones espaciales".

—Me parece muy bien eso de considerar todas las interacciones posibles de todo el sistema —dice Zapatero—; los partidos sabemos bastante sobre tramas y desviaciones, pero siempre hemos tenido que trabajar, hasta ahora, en 4 dimensiones: las 3 espaciales —que definen dónde están Totana o Calviá, por ejemplo— y el tiempo, que suele ser casi siempre de dos legislaturas.

—Pues para Heim —dice aquí—, "las conocidas no eran bastantes para describir su teoría, introdujo dos dimensiones adicionales y probó que la gravitación y el electromagnetismo podrían combinarse en su espacio 6-D, donde la fuerza gravitacional podría convertirse en electromagnética, y viceversa, bajo ciertas condiciones".

—A los políticos de toda madre españoles, en eso —¡mira tú!— cuento con el consenso del PP, en cuanto sepan de las enormes posibilidades que conlleva disponer de dos dimensiones más para montar tramas, estarán encantados.

—"No se sabe si Heim tuvo éxito o no en su intento combinatorio, pero, por razones desconocidas, decidió no hacer pública su teoría mientras no supiera los resultados de un experimento decisivo que no llegó a realizarse por falta de recursos económicos o técnicos".

—Igual que el Gobierno, que tampoco puede publicar las balanzas fiscales o hacer funcionar la Justicia por idénticos motivos —apostilla Z.

—Lo que ha hecho Wolfgang Dresher ahora es "desempolvar las extrañas ideas de Heim y describir matemáticamente el universo de 8 dimensiones —el espacio de Heim-Dresher ha dado en llamarle—, que permite describir dos clases más de interacción".

—Habrá que ver los efectos de tales 8 dimensiones y, sobre todo, legislar sobre las posible infracciones de circular, en el espacio de Schengen ampliado al sistema solar, a velocidades superiores a la de la luz —le esclafa finalmente Zapatero a Corbacho. Y mirándole a los ojos, como poseído—: ¿Ves como tenía yo razón, Celestino? ¿Para qué pollas vamos a invertir en España en I+D+I, si es imposible que nuestros zopencos educados en la ESO descubran cosas tan importantes como ésas de los alemanes?

—Y sobre todo —le reconoce Corbacho—, ¿para qué queremos los españoles superar varias veces la velocidad de la luz, si apenas podemos pagar nuestra luz lenta? Que irá despacio, vale, pero ha subido ya un 20%... ¡y no la pierdas de vista!

—Es la eterna disyuntiva y la solución de siempre:¡Que inventen ellos! —sentencia jovial Zapatero—. Por cierto, ¿de dónde sacas estas noticias, Celestino?

—De la PRAVDA. Me lo manda Putin cada día en valija...

—¡De los rusos! Esos son los más fiables, los rusos, sí señor... —y volviéndose al camarero—: ¡Otra de gambas!

2 COMENTARIOS:

Huertas solares en España .

Creo que una buena manera de invertir en algo que proporcione dinero y sea beneficioso para el medio ambiente…huertas solares

thetimethespaceandtheman .

Nunca imaginé que la vida de Burky, podría servir para solaz y chascarrillo con el zp.

Pero bien visto, es gracioso.

Sobre todo lo del zp, 'eso suena a base imponible', relamiéndose......

Muy bien.

Llevo un tiempo estudiando a este hombre, no desde el punto de vista de lo que 'se dice que conseguía', sino siguiendo sus ecuaciones, y viendo por mi mismo a donde me llevan.

De momento, he obtenido (Él ya lo consiguió antes de 1950) la carga del electron.

La consigue solo a partir de 'h', y la impedancia del vacío, y una constante geométrica.

Y si, lo consigue.

Le seguiré en esa vía.

Saludos.

Artículos anteriores

Clásicos más leídos de todos los tiempos