Análisis:
¿Por qué Ciudadanos vilipendia a Vox?



Los medios de derecha no entienden, o fingen no entender, el porqué de la postura de Ciudadanos, especialmente furibunda la de su presidente, en su permanente vilipendio a Vox. Hablan esos medios incluso de la "postura suicida" de Rivera que habrá de restarle incontables votos de la derecha moderada.

Para entenderlo, hay que pensar en clave electoral de las futuras generales, que cada vez queda más claro que serán con posterioridad a la sentencia de los golpistas catalanes. ¿Por qué esto? Porque el doctor Sánchez piensa obtener el apoyo a su investidura de los nacionalistas e independentistas a cambio de los indultos de todos los condenados y cascarse cuatro años más en La Moncloa. Nadie duda que no le va a temblar el pulso sacrificando a sus barones, como lo ha hecho con Susana Díaz, con tal de lograr su objetivo único y exclusivo. Esto nos pone en otoño, aunque a Sánchez no le importaría estirarse hasta primavera de 2020.

Para entenderlo hay que pensar que existe un Gran Pacto de las Derechas no escrito para garantizarse la mayoría absoluta en el Congreso en las generales entre C's, PP y Vox, tal como ha sucedido en Andalucía.

Vox crecerá hasta los 30-40 diputados en detrimento del PP. Eso no importa. El PP se correrá algo hacia el centro-derecha robándole votos a la derecha de Ciudadanos. El cómo se repartan los votos de izquierda entre PSOE y Podemos importa poco. Porque la clave de la victoria de las derechas es comerle terreno al PSOE. Y eso sólo puede hacerlo Ciudadanos corriéndose a su vez hacia el centro-izquierda tanto como pueda para tomar los votos de los descontentos de la política de apoyo al golpismo catalán y la connivencia con Bildu del PSOE sanchista.

Por eso habla Ciudadanos tan mal de Vox como pueda hacerlo el PSOE. Por eso apoya ahora la Ley de Violencia de Género, elude hablar de la inmigración ilegal y se integra en el CAC catalán para impedir las críticas de los medios catalanes y robarle votos al PSC de Iceta y Zaragoza.

La prueba de lo que decimos se verá tras las autonómicas de esta primavera. Entonces habrá pactos entre Ciudadanos y los barones socialistas en Extremadura y otras comunidades, lo que le granjeará el apoyo de los socialistas moderados, hartos de Sánchez y sus veleidades revolucionarias. La derecha va a sacudir a Ciudadanos como a una estera. Pero Ciudadanos estará cumpliendo con su parte del Pacto.

Toda esta estrategia no la deciden los partidos, claro, sino los poderes fácticos nacionales en connivencia con los de allende nuestras fronteras. Por ejemplo, las logias mafiosas francesas que, desde El Elíseo, mandan decir chorradas a Valls en Barcelona, como tildar a Vox de partido neonazi y otras perlas.

Todo encaja. Y encaja porque va a ser así.

ÁCRATAS



Artículos anteriores

Clásicos más leídos de todos los tiempos